La orden nº FAA-2016-9288, difundida el pasado viernes por la Administración Federal de Aviación (FAA, siglas en inglés) establece que, a partir del 15 de octubre, todas las compañías aéreas tienen prohibido permitir que sus pasajeros suban a un avión con un Galaxy Note 7.

La misma normativa incluso establece que no podrán llevarlo en el equipaje de mano, equipaje en bodega; o en ningún lado; aunque este apagado (sin batería insertada). Y de encontrar a un pasajero con un dispositivo previo al embarque deberá negarse el mismo; y si por alguna razón se encuentra el dispositivo en el avión pueden ser procesados (hasta con 10 años de prisión) además de pagar una multa de USD 180 Dolares aproximadamente.

Fuente: The Verge

SUSCRIBITE A NUESTRO CANAL EN TELEGRAM #Radiogeekpodcast y recibí los programas al instante en tu smartphone.

Sumate al Canal de Telegram #RadiogeekPodcast
Seguime desde Twitter @arielmcorg
Y también desde Instagram @arielmcorg

Anuncios