Las vacaciones de verano (al menos en nuestro país Argentina) son una época en la que muchos buscan escapar de la rutina y obtener un merecido descanso. Es un tiempo que pasamos en familia, en el que no pensamos en los potenciales riesgos que podrían surgir durante nuestra ausencia y dejamos -en muchas ocasiones y sin darnos cuenta- las puertas abiertas para los ciberdelincuentes.

170203-9Ser víctima de una estafa, infección por malware, fraude bancario o cualquier otro tipo de ataque cibernético es un problema en sí, pero la gravedad de éstos aumenta cuando estamos viajando y no disponemos de los recursos tradicionales que tenemos en casa para resolver las amenazas que se nos presentan.

“Los ciberdelincuentes saben que en épocas de descanso o vacaciones las personas se descuidan y dejan de tomar ciertas precauciones para resguardar debidamente sus dispositivos electrónicos y la información personal que éstos contienen. Este es un escenario ideal no solo para cometer fraude, sino también para que los usuarios tarden días y hasta semanas en percatarse de que han sido víctimas de alguna estafa cibernética”, dijo Dmitry Bestuzhev, Director del  Equipo de Investigación y Análisis, Kaspersky Lab América Latina.

Con el fin de ayudar a los usuarios a disfrutar de unas vacaciones divertidas, relajadas y sin mayores preocupaciones, Kaspersky Lab ofrece una sencilla guía de consejos que ayudará a toda la familia a pasar un verano mucho más seguro:

1- Tenga cuidado con los correos de phishing ofreciendo ofertas. Estos ataques engañan a los usuarios con la promesa de más millas o supuestos premios. Es recomendable confirmar cualquier tipo de promoción o premio que reciban llamando directamente a la entidad mencionada para verificar su autenticidad. La misma recomendación es válida si la víctima recibe un mensaje sobre el débito o bloqueo de sus cuentas bancarias. Le recomendamos cerciorarse con el banco para verificar si es que la información es cierta.

2- Para su reservación y durante sus vacaciones, use una tarjeta de crédito y no de débito. Muchas tarjetas llevan incorporadas sistemas de protección frente al fraude y le reembolsan su dinero en caso de una estafa. Las tarjetas de crédito en caso de fraude, debitan el dinero directamente de las cuentas de la víctima, mientras que las de crédito usan los fondos del banco.

3- No acceda a sus cuentas personales (banca, correos, redes sociales) a través de dispositivos públicos. Aeropuertos, hoteles, cafés y demás sitios públicos suelen ofrecer acceso a computadores y dispositivos móviles gratuitamente. Tenga cuidado al conectarse, ya que estos dispositivos pueden tener instalados diferentes programas de spyware que monitorizan y registran sus pulsaciones en el teclado  y su información financiera y personal se puede ver comprometida.

4- Evite hacer check-in en redes sociales como Facebook o subir fotos a Instagram cuando esté en su lugar de vacaciones, ya que estas acciones pueden alertar a los delincuentes de que no hay nadie en casa.

5- Asegúrese de usar una Red Privada Virtual (VPN) al conectarse a una red de Wi-Fi pública para proteger la información que transmite desde su dispositivo. Es esencial utilizar una VPN para todas las red de Wi- Fi que no son las de su casa; ya que un atacante conectado a la misma red podría manipular todo el tráfico, haciendo que las víctimas conectadas sean redireccionadas a un servidor malicioso que intercepte sus contraseñas.

6- Cuando intente utilizar una red Wi-Fi pública verifique el nombre de la red y contraseña con un empleado del establecimiento. Recuerde que los ciberdelincuentes crean conexiones públicas de Wi-Fi fraudulentas con nombres similares a la ubicación que ofrece la conexión inalámbrica gratuita.

7- No inicie sesión en páginas web que podrían poner su información e identidad, potencialmente en riesgo; como Facebook, Twitter, instituciones financieras, etc, cuando utilice una red de WI-Fi pública.

Anuncios