SAP Argentina es la primera empresa en el país en incorporar personas con autismo a su nómina. Luego del acuerdo firmado en junio pasado con APAdeA (Asociación Argentina de Padres de Autistas) para el desarrollo de un programa destinado a la integración laboral de personas con autismo y de la implementación del programa Autism At Work, que la compañía había presentado globalmente en 2012, cuatro personas de distintas edades y géneros comenzaron a trabajar en diciembre en el Centro de Servicios Compartidos y en el Global Delivery de SAP en Argentina. Así, se unen a la plantilla de más de 660 profesionales que integran la operación de la compañía en el país.

170211-4

– Lo hace en el marco del programa Autism At Work, que busca ampliar las posibilidades de trabajo de calidad y registrado. Cuatro empleados se incorporaron en diciembre de 2016.

Inicialmente, el programa estipulaba un proceso de 12 meses para promover la inclusión laboral y social de personas con trastornos del espectro autista (TEA), por medio de acciones tendientes al desarrollo de canales de comunicación entre éstas y su núcleo en el puesto de trabajo a través de la provisión de los apoyos necesarios durante su estadía en la empresa. “Es notable lo que se ha logrado: en menos de seis meses se concretó algo que, en un principio, se veía como muy difícil de alcanzar”, señaló Horacio Joffre Galibert, Fundador y Presidente Honorario de APAdeA y de la Federación Argentina de Autismo (FAdeA).

“La incorporación de personas con autismo no es sólo una manera de abrirles las puertas del mundo laboral, sino que además amplía la capacidad de innovación de la organización para la resolución de los desafíos propios y de nuestros clientes. En todo proyecto una segunda mirada aporta 80 puntos de coeficiente intelectual y una mejora sustancial para hallar la resolución justa”, explicó Constanza Quiñones, Directora de Recursos Humanos de SAP Argentina.

“SAP busca sumar a los mejores talentos y es importante incorporar distintas visiones para la resolución y anticipación de problemas. La perspectiva de una persona con autismo es un complemento adicional a las del resto de los miembros del equipo”, comentó José H. Velasco, Vicepresidente de Estrategia y Operaciones de SAP y líder global del programa de la compañía para la inclusión de personas con autismo en el trabajo. “Para que una empresa como SAP pueda continuar innovando y ofreciendo los mejores productos, debemos reflejar la diversidad de nuestros más de 310.000 clientes en todo el mundo”, completó.

“Desde 2012, el programa de inclusión laboral Autism At Work, ya se sumaron 100 personas a la nómina de empleados en Estados Unidos, Alemania, Canadá, Irlanda, India y Brasil, además de Argentina”, agregó Quiñones, quien concluyó “El objetivo de la compañía es que, en 2020, el 1 por ciento de su fuerza laboral pertenezca a este grupo poblacional”.

Para lograr el desarrollo global de esta campaña, en 2013 SAP comenzó a trabajar en forma conjunta con Specialisterne, una organización reconocida a nivel internacional que lidera la captación de talentos autistas para el sector de tecnología. Fundada en Dinamarca, tiene hoy operaciones en el todo el mundo y colabora con el crecimiento del programa también en Argentina. Desde Specialisterne señalan que “Este primer proyecto en Argentina tiene unos requisitos muy específicos en cuanto a los perfiles buscados, que se concretan en tener un claro interés en tareas de tratamiento de datos/documentos o de gestión contable, así como un nivel alto de inglés”.

Anuncios