Por Aicha Evans
La semana pasada les dije que 5G estaba sucediendo ahora. Esta semana, en MWC 2017, tuve el gran placer de ver todo nuestro progreso en una multitud de demostraciones de tecnologías 5G — incluyendo muchas fundamentales de Intel y sus de socios mostrando avances impresionantes en 5G. Esto incluyó la primera demo pública de la interoperabilidad inalámbrica en vivo entre Intel 5G Mobile Trial Platform y el sistema prototipo 5G Radio de Ericsson demostrado en casos de uso de conducción autónoma y realidad virtual.

Importantes hitos se han alcanzado o están a la vista en varias áreas importantes para 5G, desde nuevas normas de radio (NR) hasta habilitación RAN inalámbrica fija de servicios pre- 5G y virtualización de redes básicas. Todo eso es crítico, ya que 5G es un escenario de extremo a extremo.

Se ha hablado mucho acerca de 5G como un punto de inflexión histórico que va a llevar conectividad, potencia computacional y acceso rápido a los recursos de la nube a cada persona, a cada cosa y cada mercado, pero cuando se trata de 5G, es necesario ver para creer.

En MWC 2017, Intel mostró cómo 5G va a transformar industrias, lanzando nuevas categorías y modelos de negocio para aplicaciones en las áreas automotrices, de ciudades inteligentes, hogares inteligentes y conectados y entretenimiento. Al mismo tiempo, Intel ilustró cómo 5G va a cambiar la forma en que interactuamos con el mundo que nos rodea, proporcionando experiencias emocionantes e inesperadas a cada parte de nuestras vidas.