Desde hace unos años vengo leyendo sobre una empresa en Silicon Valley llamada Impossible Foods, cuyo objetivo es producir una hamburguesa que tenga gusto a carne pero no requiera animales para su elaboración. Hace rato que existen hamburguesas vegetarianas de distintas composiciones (de soja, de lentejas, etc). Estas hamburguesas vegetarianas pueden ser ricas, pero realmente no se parecen a “lo real”. Aca es donde “Impossible Foods” quiere intervenir reproduciendo las caracteristicas de la carne, pero usando elementos de origen vegetal, y también hongos, que no son vegetales. ¿Cual es el motivo? Cada persona tiene motivos diferentes para no querer comer carne, pero en el caso de Impossible Foods la razón pasa por el lado ecológico, se sabe que el consumo de carne trae aparejado la ganadería, que es una actividad productora de gases de efecto invernadero.

El desafio no es solo evitar usar carne, sino reproducir sus propiedades organolepticas, esto es, que tenga el mismo olor, sabor y textura. Patrick Brown, el CEO de Impossible Foods quería hacer una “hamburguesa que sangre”. Para eso estuvo años estudiando los componentes de la carne para saber que es lo que la hace única. Uno de esos componentes “exclusivos” es la hemoglobina. Es una proteina propia de la sangre, la que le dá su color rojo en presencia de oxigeno. Asi como los animales tenemos hemoglobina, algunas plantas tienen en sus raices una proteina similar que al igual que la hemoglobina también transporta oxigeno. Impossible Foods produjo esa proteina en una levadura por medio de ingenieria genética. El resultado es la llamada “Impossible Burguer”. Esta es el lista completo de los ingredientes: Agua, proteina de trigo texturizada, aceite de coco, proteina de papa, saborizantes naturales y menos del 2% de: Leghemoglobina de soja, extracto de levadura, sal, aislado de proteina de soja, gomá xantica, vitaminas B1, B6, B2 y B12 y Zinc.

Desde 2016 que están haciendo pruebas al público, aunque en edición muy limitada, en términos de software fue como una especie de alfa. Este año entraron en beta, ya que hay locales donde se la puede probar.

Uno de esos locales es Gott’s Roadside en San Francisco. Se trata de un restaurant que queda en Embarcadero, una de las zonas mas turisticas de SF, especificamente en el “Ferry Building”. Por lo tanto, fácil de acceder, aunque con un precio acorde para turistas (caro).

Desde el punto de vista de la comercialización, es una falla total. En el menú de Gott’s, no hay indicación de dicha hamburguesa. Recien cuando uno se acerca a la caja, hay una calcomania que indica que tienen la Impossible Burguer y muestran su presentación como cheeseburger (hamburguesa con queso). Al preguntar al respecto, me dicen que cualquier hamburguesa del menú se puede pedir como Impossible Burguer en lugar de una hamburguesa tradicional. Supongo que muchos de los que pedimos la Impossible Burguer es porque leimos al respecto y sabiamos que la vendian ahi, porque si esperamos enterarnos por la cartelería del lugar, estamos perdidos.

Fui 2 veces por lo que pude hacer mas de una prueba, ademas la segunda fui con mi familia, e incluso a mi hijo no le dije que la hamburguesa no era de carne, queria ver su reacción al comerla pensando que era de vaca.

¿Como fue la experiencia? A simple vista parece carne, y al gusto, también. En todos los casos el medallón estaba “pasado”, esto es, sin partes rosas, por lo que no pudimos apreciar la propiedad de que parescan jugosas. Pero si se formó una costra en los bordes típicas de cuando la carne se quema, que es crocante y rico. En el caso de otros productos similares basados en soja, esta costra se parece a la harina quemada, que tiene un olor y saber desagradable, este no es el caso en la Impossible Burguer. El parecido resultó tal que mi hijo no notó la diferencia y hasta dijo que era de lo mejor que había comido en San Francisco. Mientras comia la hamburguesa me preguntó ¿por que el papel que envuelve la hamburguesa dice “Impossible Burger”? Ahi le conté la verdad y no me podía creer.

¿El precio? Caro, pero en parte porque es un lugar caro y las hamburguesas de Impossible Burguer no costaban mas que las “regulares”, salia entre 10 y 13 dolares cada una. Claro que en McDonalds o lugares similares con ese monto compro un menú completo y me sobra plata. Aun no se sabe cuanto costará cuando esté disponible al público de manera directa, pero se anticipa que será algo mas cara que la hamburguesa tradicional, aunque no los miles de dolares que han costado experimentos anteriores.
En resumen, se trata de una alternativa probablemente mas ecologica y si bien no es mas rica que el producto real, se le parece mucho y en mi caso lo considero un reemplazo válido, suponiendo que lo vendan a un precio que lo pueda pagar.

Anuncios

2 comentarios sobre “¡Probamos la hamburguesa imposible!

  1. Que buena opción para el mercado aparte de que ayuda a la salud y al bienestar del ambiente me gustaria probarla saludos desde Costa Rica

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.