El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Ficha técnica

Calificación final7/10

Jugabilidad 9.5/10
Gráficos 9/10
Sonido 8/10
Innovación 7/10
Historia 5/10
Duración 30-40hrs
Jugadores 1 o 2

Introducción

Uno de los motivos por los que acepté hacer la review de X-Morph: Defense, es porque me gustan los juegos de “defensa de torres”. X-Morph no es simplemente un juego de este tipo, al menos no lo es en su totalidad. ¿Que es un juego de defensa de torres? El primer juego de este tipo fue Desktop Tower Defense, un juego hecho en Flash creado por Paul Preece en 2007. Se trataba de un juego de ingenio cuyo objetivo era acomodar estructuras defensivas para impedir que unas criaturas lleguen a una parte especifica de la pantalla. Pese a la premisa simple del juego, resultó muy exitoso y adictivo. Desde ese momento como era de esperar, surgieron clones e imitadores para diferentes plataformas (incluyendo Facebook). En general la mecánica del juego cambiaba muy poco y las innovaciones venían por el lado de los gráficos.

El juego

X-morph: defense rompe con ese esquema haciendo un híbrido entre defensa de torres y arcade. Los elementos de defensa de torres son similares a todos los juegos de su tipo, y en cuando al componente arcade, es similar a los scrolling shooter. Lo interesante es que hay que jugar a los 2 al mismo tiempo. Otro aspecto original es que aunque sea un juego de defensa, la historia se trata de una conquista. El jugador es una especie extraterrestre que tiene como objetivo conquistar la Tierra (es raro que uno sea el conquistador y no el defensor del planeta). Para eso envía bases a distintos países y estas bases son las que deben ser defendidas. Por lo tanto nuestro objetivo es impedir que los terrestres repelen nuestra invasión. La primera batalla ocurre en sudáfrica, en ese momento vemos la mecánica que se repetirá, con distintas variaciones a lo largo de todo el juego. Unidades de tierra y aire que se desplazaran a nuestro núcleo de invasión por caminos prefijados y el resultado dependerá de la combinación de la inteligencia usada al posicionar las torres, alterar el terreno y la habilidad manual para disparar y esquivar fuego enemigo como cualquier arcade que se precie. Al igual que en otros arcades, algunos niveles tienen un jefe final.
La parte de estrategia consiste en poner torres de tal manera que alargue la trayectoria del ejercito enemigo. Se elige la posición y el tipo de torres. Otra herramienta que tenemos a la hora de diseñar la defensa, es modificar el terreno. Esto se logra derribando a bombazos edificios y estructuras diversas. Esto es algo que sorprende teniendo en cuenta que juegos AAA no permiten modifican el terreno pese a que tienen lugar acciones igual de violentas que las que ocurren en X morph.
Hay mucho de gestión de recursos durante la batalla, no es solo disparar y esquivar (aunque esto es importante, especialmente con las unidades aereas que no siguen los caminos prefijados). A veces conviene mover las torres, construir nuevas o juntar pedazos de enemigos para tener material para generar nuevas torres. Este punto está promocionado en las instrucciones, pero no nos dicen que es una propiedad que no está disponible desde el inicio del juego, sino que es un power-up que se consigue luego del tercer nivel (y hay que seleccionarlo especialmente).
Pese al componente estratégico la jugabilidad no se ve afectada, al contrario, ayuda que no sea solo seleccionar arma, disparar y esquivar proyectiles. Una propiedad especial que vale la pena nombrar es la capacidad del núcleo de explotar de manera controlada cuando llega a cierto nivel de deterioro, cosa de reventar todos los enemigos que lo rodean cuando está en un momento crítico.
Los gráficos, como asi también los movimientos, está bien logrados, hay momentos en que cientos de elementos se están movimiento por la pantalla y sin embargo el juego no se enlentece (lo que estaría bueno para tener cierta ventaja). En compensación, existe un power up que “detiene el tiempo” y hace que todo (menos nuestra nave) transcurra en cámara lenta.
Se podría criticar que las unidades enemigas sean todas del mismo tipo y color pese a que combatimos en distintos paises supuestamente con distintos ejercitos, esto es inexplicable, a menos que todos los paises compartan el mismo ejercito, lo que es improbable.
Las destrucciones son bastante reales, incluso presentan momentos épicos como los bombarderos que vuelan mientras se están incendiando, pero mientras mantienen su curso hacia su objetivo de manera inamobible y descargan sus bombas cuando tienen la oportunidad.
Para los argentinos es grato saber que nuestro país está considerado. El escenario elegido parece ser una refinería de petróleo en Mendoza. Se ve como un complejo industrial genérico, lamentablemente no se distinguen elementos típicos de Argentina.

Conclusión

Pese a ser un género bastante explorado, X-Morph: Defense logra introducir varias novedades y ademas tiene una alta jugabilidad, siendo una de los juegos con un puntaje mas alto en este sentido que he revisado este año.
Anuncios