De forma personal no tengo la particularidad de certificar el accionar de ninguna empresa. Sin importar la que fuera, aunque siempre brindó el espacio necesario para poder comunicar el descargo de cualquiera que me lo haya enviado.

En este caso Kaspersky Lab nos responde lo siguiente sobre la implicación de la empresa en el Vault 8 de Wikileaks.

Les adjunto las palabras oficiales:

“Hemos investigado los reclamos realizados en el informe de Vault 8 publicado el 9 de noviembre y podemos confirmar que los certificados bajo nuestro nombre son falsos. Nuestras llaves privadas, servicios y clientes se encuentran seguros y no han sido afectados “, atribuible a Kaspersky Lab.

Más información al respecto del tema, clic en el enlace.

Anuncios