Los usuarios estamos muy acostumbrados a las fallas de software en los sistemas informáticos. Realmente la complejidad del software en todos sus niveles es tal que hasta las leyes de la probabilidad están en neutra contra. Entre el Sistema operativo, los controladores, los programas, los datos, metadatos, las entrada/salida, protocolos de comunicaciones y varias cosas más, ¿Quien puede creer que todo esta perfecto?.

Reconozcámoslo, Somos seres imperfectos tratando de hacer lo mejor posible para que todo esto funcione correctamente. Hay gente por allí queriendo hacer que algo falle para sacar una ventaja o rédito de ello (y no siempre de una forma moral o licita).

Pero a veces hay gente que no quiere reconocer que metieron la “pata” y lo ocultan o tratan de disimularlo, ya sea por orgullo o por miedo a una pérdida monetaria. El problema de ocultarlo es que como dice una de las múltiples Leyes de Murphy, “La Naturaleza está del lado del defecto oculto”, y esta tiende a salir a flote. “Oh No, otro cero day”.

Cuando falla el software, si bien nadie dice que no es grave, se puede corregir con un update o un upgrade, otras con un simple cambio en la configuración y algunas con un simple cambio de procedimiento (No tenias que clickear allí, sino allá).

Pero, cuando el error esta en el Hardware, La cosa es mucho más seria. Generalmente no se puede remediar por software, con suerte mitigarse, y aún así termina costando algo como tiempo de proceso o mayor cantidad de energía o relanzar un proceso o etc, etc, etc. Y la Cosecha 2017 de errores es Muy profusa.

La cuestión es que en los últimos meses se a encontrado varios de estos fallos en muchos equipos. veamos unos casos y tal vez encontremos alguna salida elegante para algunos de ellos (Con suerte).

Apple ha detectado un fallo en las baterías de uno de sus modelos de teléfonos, no tan grave como el de Samsung que explotaban, pero en uno la misma se inflaba y terminaba por desencajar las uniones físicas del mismo. A cambiar las baterías sin remedio.

En otro se detecto una degradación de la misma después de 2 años de uso, aquí la quisieron tapar con un parche de software que reducía la frecuencia de trabajo del procesador, y los pescaron.

Ahora bien, si el parche hubiera incluido un mensaje que diga algo así: Se ha detectado que la Batería está llegando al fin de su vida útil, para mantener la estabilidad del sistema se pueden hacer 2 cosas: La primero cambiar la batería en un centro técnico oficial. La Segunda es reducir la frecuencia del procesador para mantener la estabilidad del sistema hasta que pueda cambiar la batería. Se aclara que al cambiar la misma el sistema retomaría la frecuencia y velocidad de trabajo normal.

Si bien más de un usuario se pondría a protestar, otro grupo se tomaría el problema con más calma y optarian por la reparación pensando que la empresa se preocupa y vigila la integridad de sus equipos, incluso los modelos ya un poco viejos. Pero no fue así. Ahora la empresa se enfrenta usuarios enojados y en pie de demandas por Obsolescencia temprana/Inducida/Programada.

Intel y AMD se a encontrado con errores en sus procesadores, y para empeorar las cosa errores de larga data. No es como la vez anterior con los micros Pentium 60, 66, 75,y 90 Mhz que tenían un error de división de punto flotante (FDIV). Los reemplazaron a todos. O como el chipset puente norte i810 que se colgaba con una operación del Pentium III. Que los dejaron para el Pentium II (que no tenia esa instrucción por lo que no se colgaba). Y desarrollaron un chipset nuevo cuya única diferencia era  “La” Corrección.

Esta vez son errores añejos y que arrastran la mayor parte de los procesadores desde 1998 a 2017. con tanta presión al igual que un géiser. El “Descubrimiento” ha puesto a toda la industria informática patas para arriba ya que casi toda la infraestructura del mundo está afectada. Y lo que no lo esta, o es por casualidad o tiene 20 años de antigüedad. Lo siento, aquí no hay descargo que las salve. Y como si faltara algo para empeorar la cosa, el primer parche contra meltdown y spectre, complico las cosas aún más.

La moraleja de estos casos es que los equipos deben ser completamente bien testeados. Si hay un fallo, una corrección temprana es la mejor solución ya que cuantas más unidades defectuosas estén en el mercado, mayor va a ser el impacto sobre la empresa. Seria bueno definir un Estándar IEEE o ISO para el testeo y corrección, y si los hay deberían estar mejor implementados. También estaría bien que las empresas no estén en “Constante carrera contra reloj” para salir antes que el competidor.

Como en el tenis o en el ajedrez o casi todos los deportes, se da el caso que gana el que comete menos errores y como Murphy, Ingeniero Jefe de Proyecto en la NASA, en el discurso de presentación del mismo, luego de 2 años de demora, dijo que si algo aprendió en este proyecto es que “Todo lo que puede fallar, fallará”. Y su presentación fue, todo un éxito.

Claudio De Brasi.claudio-de-brasi

@Doldraug
BTC  19JtQYokFcXFskDHqfZ8uYgLhwg3MpUvQT
LTC  Lc2KQcTLkZgenj6AZAG3FhD7RQR1BCWSqx
Dash Xpb5W4RAKvijbyTmpFguDQaxM1htGYvi4k
DOGE DG1p43dwX77eeo8tg3c28JBJqP1GKxLAE3

Anuncios