Desde mediados de este mes de febrero ha habido un creciente aumento en los casos de problemas con baterías que se decargan rápidamente en los Pixel 2/2XL, el primer blog tecnológico que recogió el clamor de los usuarios fue 9to5Google, pero con el pasar del tiempo más publicaciones han reportado el mismo problema y ya Google ha aceptado que es un problema y hay una investigación en desarrollo.

En lo personal uso un Pixel 2XL como mi smartphone principal y soy testigo de que el problema existe y apareció luego de la actualización de seguridad del mes de Febrero, que para los usuarios de TMobile como es mi caso, recien comenzó a ser distribuida a partir del 16 de este mes.

El smartphone calienta de una forma inusual y la batería se consume de una manera acelerada, por lo general una carga de batería me dura para todo un día de trabajo que consiste en un viaje de 90 minutos de ida y otros 90 minutos de vuelta en el subterraneo de la ciudad de New York, más 8 horas de trabajo en la oficina. Las aplicaciones más usuadas por mi son Gmail, iVoox, Twitter, YouTube y algunos juegos casuales. Con este tipo de perfil de uso llego a casa por lo general con un 30% o más de batería al final del día. Sin embargo, el primer día que use el smartphone luego de la actualización de seguridad en apenas 3 horas ya se había consumido el 50%:

La mayor parte del  consumo ha sido hecho por las Apps y el Sistema Operativo en si mismo. Confrontado con esta realidad lo primero que hice fue googlear en forums a ver que se decía. Había varias alternativas, desde simplemente reinciar el smartphone a realizar un factory reset. Pues, dado que era más fácil reiniciar el smartphone fue lo primero que hice y luego verifiqué que cuándo las aplicaciones están en segundo plano, siempre los 8 núcleos estén a su velocidad mínima, caso contrario el uso de batería aumenta.

Para poder verificar si los núcleos operan normalmente usé la aplicación CPU-Z y pude comprobar que luego del reincio sin ninguna de las apliaciones corriendo en segundo plano, eso ocurria:

Luego de esperar un tiempo prudencial pude confirmar que la sangría de batería había sido superada:

Pero, no es lo ideal tener un smartphone con todas las aplicaciones cerradas, así que comencé a investigar y ver cuales eran las que creaban condiciones de alto uso de CPU. Puede identificar tres aplicaciones que rápidamente ponen los núcleos a correr en máxima velocidad: Twitter, iVoox y YouTube.

Al día siguiente con la lección aprendida, tan pronto terminaba de usar una de esas aplicaciones en lugar de enviarla a segundo plano la cerraba y es así como luego de 3 horas de uso en lugar de haber consumido 50% de la batería, el consumo había sido tan sólo 18% en 3 horas, aquí la captura de pantalla:

Es así como teniendo ese cuidado llegue al final del día a casa con el 42% de la batería, incluso mucho más de lo que usualmente tenía disponible con mi rutina habitual:

Así que si eres un usuario del Pixel 2 o 2XL y tienes este problema con la poca duración de la batería luego de la actualización de seguridad de Febrero. Pues ten el cuidado de matar las aplicaciones que hacen un uso intensivo del CPU. Esto debería solucionar el problema temporalmente mientras Google descubre a que se debe que la frecuencia de los núcleos no baja cuándo ciertas apps están en el segundo plano.

Anuncios