Otro duro golpe para ZTE, ya que de forma oficial el Gobierno Norteamericano prohibió que fabricantes del mismo país vendan componentes a la empresa ZTE para fabricar equipos de comunicación.

El problema sobreviene porque ZTE habría incumplido vendiendo de forma ilegal equipos de telecomunicaciones a Irán y Corea del Norte. El anuncio fue claro, se prohibió desde hoy la posibilidad de exportar productos y componentes estadounidenses a la fabricante china de teléfonos.

La medida afecta principalmente a Qualcomm y Dolby, quienes no podrán vender sus componentes a ZTE por siete años. En respuesta a que ZTE habría violado los términos de un acuerdo de sanciones de marzo pasado, según expresaron los funcionarios de la Oficina de Industria y Seguridad a CNET.

Dicha prohibición se produjo después de que ZTE se declarara culpable en 2017 por el envío ilegal de equipos estadounidenses a Irán y Corea del Norte, quienes aceptaron abonar hasta US$1200 millones en multas.

De esta manera ZTE debía tomar medida contra más de 40 empleados y varios directivos de ZTE; algo que no realizaron; incluso a los mismos se los premió con bonos. Así lo afirmó el secretario de Comercio, Wilbur Ross, en un comunicado.

Anuncios