Tras la cancelación de Lucifer por parte de Fox, la furia de los fans no se hizo esperar. Aparentemente el anuncio de los dos episodios adicionales no fue suficiente para que los fans se conformen, por ende Netflix vino a salvar la serie, resucitándola con la noticia de la cuarta temporada.

Lo bueno fue que Tom Ellis, quien da vida a Lucifer, comentó que le tenía fe a la serie y que seguramente alguien iba a intervenir y hacerse cargo de la misma. Por suerte, Netflix ha cerrado un acuerdo con Warner para quedarse con la serie. Todavía no sabemos cuántos episodios van a ser.

De momento, no se sabe qué integrantes del reparto y el equipo artístico y técnico van a seguir en la serie. Pero seguramente no se vaya ninguno.

Anuncios