La 5º edición de nerdear.la, el encuentro de nerds para nerds realizado por la comunidad argentina de sistemas, reunió a 1.500 personas a lo largo de tres jornadas, lo que significa un crecimiento del 50 por ciento con respecto al año pasado. (fuente de nerdear.la)

Logró su cometido: reunir colegas para compartir, intercambiar conocimientos, y, entre otras cosas, despertar la curiosidad y el deseo de aprender nuevas disciplinas entre otras personas ajenas a ese círculo. “Ver el entusiasmo de tus pares, encontrarte con amigos y además descubrir que logramos el acercamiento de ‘gente común’ que vino porque sintió curiosidad por la ciencia y la tecnología, nos llena de orgullo y nos da el impulso para continuar con este tipo de iniciativas”, comentó Ariel Jolo, uno de los organizadores y el fundador de sysarmy, la comunidad argentina de sistemas.

Eso fue lo que se vivió y se sintió en las diferentes salas del Centro Cultural San Martín, que se colmaron de nerds y no tan nerds, de todas las edades para escuchar a 54 speakers, asistir a 33 charlas, 9 workshops, entre otras actividades. Cosas similares percibieron los oradores de las distintas disciplinas que encontraron sus auditorios con capacidad llena, incluso más allá de los espacios disponibles. Así también, como los especialistas que dictaron diversos workshops y eran consultados por padres y niños para asistir a nuevas clases.

Esas fueron algunas de las vivencias que dejó nerdear.la, así como también frases como las destacadas a continuación, que fue calificado de interés turístico por el Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires:

  • Paloma Urtizberea en “Cómo influye la información en nuestras ideas”.¿qué es lo que hace que cambiemos de opinión? ¿Cómo contar la verdad?, explicó la importancia de estimular la diversidad para poder romper con la burbuja informativa, que se suele generar fácilmente porque tendemos a vincularnos con las personas que piensan parecido a nosotros.
  • En “El maravilloso mundo de los cristales”, el físico Diego Lamas habló de la belleza y las formas perfectas de los cristales, producto de sus simetrías geométricas (son materiales con átomos ordenados). Es lo que los diferencia de los vidrios, que equivocadamente se les dice cristales, cosa que no son (los átomos no están ordenados, por eso se le puede dar cualquier forma). Y destacó que usamos cristales para todo, al tomar un remedio o al utilizar maquillajes.
  • El divulgador científico Diego Golombek, en “Exprimir datos de las baldosas”, explicó acerca del “jet lag social” y cómo influye en el desempeño académico: “Los datos nos están hablando y a veces no tenemos el audífono adecuado”.
  • Nora Bär contó por qué son importantes los periodistas científicos: “Muchas veces  tenemos que ver la realidad en distintos tonos de gris, a diferencia de otras especialidades del periodismo que tienen noticias en blanco y negro”.
  • El filósofo y ensayista Darío Sztajnszrajber invitó a reflexionar sobre el “Deconstruir como una manera de conocer”, actividad que viene tratando de hacer desde los 8 años, cuando empezó a sentirse “el raro” entre sus amigos. “Fui un nerd frustrado. En mi caso era nerd literario, no tecnológico, como suele estar más asociada esa palabra en la actualidad. No podía compartir con mis compañeros mi deseo de saber. Uno sabe que está buscando un saber que nunca va a alcanzar en su totalidad, pero no puedo dejar ese deseo. Uno cree que elige pero no lo hace en términos absolutos. La conciencia está construida”, expresó. Además, destacó que hoy, a diferencia de cuando él era chico, hay una autoafirmación identitaria. Ser nerd ya no es negativo.
Anuncios