Hace unos meses Amazon sorprendía al mundo con un local en Seattle donde no hay cajas, donde se espera que el cliente tome lo que necesita y se vaya. No es que sea gratis, sino que un conjunto de camaras con inteligencia artificial (IA) sigue los movimientos de los clientes como asi también los productos que se lleva. Luego le cobra de manera automática. Este tipo de locales lo llaman AmazonGo. La noticia fue recibida con mucho entusiasmo y también algo de escepticismo (funcionará realmente como dicen?).

Esta semana abrió un AmazonGo en San Francisco. Es la quinta tienda de este tipo de Amazon. El viernes fui a probarla. Primero la miré desde afuera al mediodía, en horario laboral, había cola para entrar de la cantidad de gente que como yo estaban atraídos por la novedad. Lo que pude ver en esa primera visita era que no se trataba de un local de productos electrónicos o libros (que es lo que mas venden Amazon), sino mas bien un minimercado con comida lista para consumir o para llevar y preparar en la casa. También tenia unas pocas mesas y microondas para calentar y consumir ahi los alimentos y bebidas. En la cola había empleados de Amazon explicando a quienes esperaban que tienen que tener la app de Amazon Go, ingresar sus datos de Amazon y seleccionar la opción de ingreso, que muestra en la pantalla un código QR. Con dicho código se puede ingresar al local.

Volví a la tarde después del trabajo, ya no había cola, directamente se podía entrar si uno tenía el QR correspondiente. Como fui con mi esposa y ella no tiene la aplicación de AmazonGo, pasé mi QA por el scanner, pasó ella y luego pasé yo. De esta manera según Amazon los productos que ella agarre serán computados a mi cuenta.

El interior del negocio cuenta básicamente con comidas y bebidas, bastante similar a las que se encuentran en una estación de servicio, AM-PM o 7-11. La mayoría de los que estábamos ahi nos comportabamos como turistas, sacando fotos y mirando para todos lados buscando las cámaras que registran nuestros movimientos. Son fáciles de ver, están prácticamente cubriendo todo el techo. Parecen las cámaras del Kinetics (de la Xbox). El único item que hay que marcar en la app para que sepa que lo compramos es la bolsa. Una bolsa naranja de 99 centavos. Los precios era similares a otros lugares de la zona, incluso algunos mas baratos. Por ejemplo un agua Vitamin Water que en un supermercado cuesta u$1.50, estaba a u$1.09. Por ser un local en plano centro de San Francisco, se podría decir que es un precio económico.

Después de tomar 3 productos, nos fuimos. Sin pasar por ninguna caja, sin sensores de mercaderia robada, fue solo cuestión de salir. Según la app, la visita duró 11 minutos pero no se marcaba ningún producto comprado. No quedaba claro si no se dio cuenta que nos llevamos algunas cosas o si estaba procesando las imágenes para poder cobrarnos.

IMG_2979
App de Amazon Go luego de salir del local, aun sin especificar los productos que nos llevamos.

Aproximadamente una hora después, ya en el BART de regreso a casa, la app envía una notificación diciendo que la compra está lista. Al abrir la app, veo los 3 productos que compré, junto con la bolsa, y el precio de los 4 productos, que para esa altura lo habían cobrado de la tarjeta de crédito que tengo en Amazon.

IMG_2980

Si bien estuve solo 11 minutos en el local, hasta que no me llegó el mensaje como una hora después no podía dejar de pensar en si el sistema funcionaba o no. Quizas haya sido porque fue la primera vez, luego me acostumbraré a que si salgo por la puerta del local con la mercadería, Amazon se arreglará para saber que me llevé.

En cualquier caso el cuello de botella en muchos locales son las cajas. Ya sean las clásicas con humanos o las mas nuevas con autoservicio, siempre hay cola. Al sacar la necesidad de pasar por caja, es cuestión de tomar la mercadería e irse. Ya por eso la idea es excelente y vale la pena replicarla para toda otra clase de comercio de este estilo, pero he notado un beneficio inesperado. El hecho de cruzar la puerta con los productos que queremos y que sea el negocio quien tiene que ocuparse de contabilizar que nos llevamos, elimina la posibilidad que uno pueda ser acusado de robo o hurto de mercadería. No existe mas las posibilidad que te paren con la sospecha que te llevaste algo sin pagar, ya que todo lo que te llevas, te lo van a cobrar gracias al tracking con la IA. He leído el caso de una afroamericana que dijo que desde ahora siente un alivio de no tener un empleado que siga sus pasos o le hagan cuestionamientos a la salida. Esto cambia la experiencia del “shopping while black”.

No todo funcionaba bien, ademas de la espera en la app, había bastantes personas de Amazon en el local, supongo que para contestar preguntas o para observar como funciona este experimento. Algunos estaban para reponer mercadería y otros para pedir documentos de quienes compraban alcohol (este por un tema legal en EEUU).

Esperemos que Amazon pueda vender este sistema a otros comercios, ya que hará mas agradable la experiencia de compra en un negocio físico, cosa que hace falta en pleno retailapocalypse (liderado por Amazon paradojicamente). Por ahora hay solo 5 locales de este tipo en EEUU, pero no me extrañaría que rapidamente se expanda. Por lo pronto, me tendrán de cliente.

Anuncios

Un comentario sobre “AmazonGo: Llevando productos sin pasar por caja

Los comentarios están cerrados.