Luego de tanta discusión de los paros y las presiones que se recibió desde el gremio de Taxis en España; es que al fin ganaron y se le quita la posibilidad tanto a Uber como a Cabify para operar en Barcelona.

Generalitat anunció la publicación de un nuevo decreto el cual fuerza las medidas impuestas al sector VTC, obligándoles a eliminar el uso de GPS. De esta manera los vehículos de ambas compañías se ven obligados  a no poder circular sin pasajeros y gestionar las reservas con una hora de antelación. Una medida que obviamente termina rompiendo con toda posibilidad del servicio VTC. De esta manera es que ambas empresas; deciden retirarse del mercado.

Ambas compañías el 1 de febrero dejaran de circular por las calles de Barcelona.

Uber publico el siguiente comunicado:

Hace casi un año volvimos a Barcelona con un compromiso: hacer las cosas bien. Desde entonces, más de medio millón de personas nos habéis elegido para moveros por la ciudad. Y miles de conductores han encontrado en Uber una manera de ganarse la vida.

Hoy, sin embargo, tenemos malas noticias. Ante las restricciones a las VTC aprobadas por la Generalitat de Catalunya, nos vemos obligados a suspender el servicio de UberX en Barcelona.

En Uber queremos que exista una regulación. Nuestro objetivo es convertirnos en un aliado a largo plazo de las más de 600 ciudades en las que operamos. Y Barcelona no es una excepción.

Pero, para contribuir a la vida de una ciudad, necesitamos una regulación justa. En el caso de Cataluña, una regulación que tenga en cuenta a los miles de conductores y usuarios de las VTC, que hoy ven desaparecer su medio de vida y su libertad de elegir cómo se mueven por su ciudad. La obligación de esperar 15 minutos para viajar en una VTC no existe en ningún lugar de Europa y es totalmente incompatible con la inmediatez de los servicios bajo demanda, como UberX.

Pero antes de irnos queremos daros las gracias. A ti Gemma, que te llevamos a la entrevista de ese trabajo que tanto te gusta. A ti Oriol, que llegaste justo a tiempo para las campanadas. Y, por supuesto, a cada uno de los conductores que habéis sido un ejemplo de dignidad y profesionalidad, incluso en los peores momentos.

A todos, gracias. Y a ti, Barcelona, esperamos vernos pronto. Te echaremos de menos.

Es lamentable ver como los gremialistas pueden torcer la voluntad de un pueblo; y esto no solo se ve reflejado en España; sino también en muchas partes del mundo en donde gente que se llena los bolsillos con los trabajadores de un determinado sector. Y les hacen la vida imposible a todo un pueblo.

Se entiende perfectamente que los gremios son necesarios, aunque no creo que sea necesario extorsionar a los gobiernos o a un ente regulador para ganar una pulseada; utilizando la fuerza bruta en la mayoría de los casos para imponerse. El tiempo avanza y las nuevas propuestas se generan a lo largo del tiempo; y las sociedades deben aceptarlas como evolución, no resistirse con la fuerza.

Desde siempre la humanidad ah ido evolucionando y nos fuimos acostumbrando a los avances como por ejemplo la imprenta que cambio muchísimo la vida de las personas en su tiempo y que también fue resistida.

Cerramos esta nota con una sola reflexión, cada vez que tengamos en nuestro camino una propuesta que ayuda la sociedad y que perjudique a un sector minoritario, sucederá esto?. Si es asi claramente no estamos evolucionando como sociedad.

Anuncios