Fuente: The Mootley Fool

Anoche en Radiogeek Podcast, les conté sobre el informe de las perdidas que están teniendo las plataformas de películas/series en streaming por culpa de la piratería.

Nuestro agradecimiento @alfonso_86 por brindarnos el link

Y cuando se mencionó a la piratería en el mismo se hablo de la que generaba el préstamo de usuario y contraseña a personas que no están pagando la cuenta. Es decir cuando una persona contrata el servicio de Netflix y le presta el usuario y contraseña a otro; esto se llamaría piratería. Claramente porque el servicio de streaming pierde el ingreso de otro cliente en su plataforma, por la supuesta gentileza del que si lo paga.

Ahora vayamos con el estudio y lo que dice:

El estudio realizado por Leichtman Research Group, cuenta que tanto como el 28% de los suscriptores estadounidenses admitieron compartir la información de la cuenta de Netflix con otros. La práctica no se limitó a Netflix. La encuesta encontró que el 22% de los clientes de Hulu y el 10% de los usuarios de Amazon Prime admitieron compartir su información de inicio de sesión.

Un estudio similar realizado por Magid Research encontró que la práctica es más generalizada entre los espectadores más jóvenes. El informe concluyó que el 35% de los millennials comparten contraseñas, mientras que el 42% de los post-millennials, lo que Magid llama espectadores de 21 años o menos, están usando el inicio de sesión de otra persona para ver su servicio de transmisión favorito.

Pero para peor otro estudio realizado por COUNTRY Financial encontró que el 74% de los estadounidenses que usan servicios como Netflix, Prime y Hulu están compartiendo la información de sus cuentas con otros.

Entonces

Con estas estimaciones acerca del uso compartido de contraseñas, es difícil saber cuánto le está costando a las compañías de transmisión por pérdida de ingresos, pero con Netflix hay una manera.

Para el cuarto trimestre , Netflix reportó alrededor de 58.49 millones de suscriptores de EE. UU. Con el 28% de los suscriptores compartiendo contraseñas, eso funcionaría con aproximadamente 16.38 millones de cuentas. Suponiendo que cada uno de ellos solo comparte con otra persona, que en teoría podría estar pagando a Netflix un mínimo de $ 8.99 por mes por una suscripción, el compartir cuentas le está costando a Netflix al menos $ 147 millones por mes, o casi $ 1.8 mil millones por año. Si se está produciendo un nivel similar de uso compartido de inicio de sesión en todo el mundo, Netflix podría estar perdiendo al menos $ 4.2 mil millones en ingresos perdidos cada año.

Con esto se puede entender porque el mismo CEO y Fundador de Netflix se haya contra decido con sus palabras de hace años atrás. Al fin de cuentas, negocios son negocios…

Hagamos memoria

En su momento (hace varios años, cuando no tenia la cuota de mercado mundial que tiene hoy día) el CEO de Netflix, Reed Hastings, ha dicho desde hace mucho tiempo que la compañía no tiene problemas con los usuarios que comparten su inicio de sesión con otros, diciendo que la práctica es “algo positivo”. En muchos casos, señala, el intercambio de contraseñas es legítimo, ya que los dos niveles más caros , el plan estándar y el plan premium, permiten que dos y cuatro usuarios, respectivamente, puedan transmitir al mismo tiempo.

En este vídeo pueden ver al CEO de Netflix, hablando de la legalidad en su visita por Argentina; cuando tuvimos la oportunidad de estar en la presentación Septiembre de 2011.

“Amamos a las personas que comparten Netflix, ya sean dos personas en un sofá o 10 personas en un sofá”, dijo Hastings. “Eso es algo positivo, no negativo”. Netflix dice que la mayoría del intercambio de contraseñas se produce entre miembros de la familia inmediata, y Hastings dijo que muchos de ellos se convierten en miembros pagadores. Él lo ve como un “excelente vehículo de marketing para la próxima generación de espectadores”.

A esto hay que sumarle que Netflix ha producido un crecimiento de suscriptores de 18% o más, año tras año, en cada trimestre que se remonta a más de seis años. Con un crecimiento de este estilo,  la actitud de Hastings hacia el problema parece haber cambiando un poco.

Es decir y para ir resumiendo, los servicios de streaming han cambiado la manera de acceder al contenido en nuestros hogares y en nuestros dispositivos. Y como eso ha cambiado también el pensamiento de los CEOs de cada compañía a la hora de ganar dinero. No es malo que Netflix cambie la actitud, en si lo malo es que en su momento avalo la supuesta piratería que ahora condena.

A todo esto hoy nos llego la información que Netflix en España sufrió un aumento en las tarifas de 4 Euros.

Nos gustaría conocer sus opiniones…

 

Anuncios