Desde que inicio el problema con Huawei y el Gobierno de Trump, desde Radiogeek e Infosertec les decíamos que nada tenia que ver con problemas de seguridad Nacional y que solo era por una cuestión netamente comercial entre Estados Unidos y China (Fuente BBC).

Resumen de la noticia en tan solo una línea, para los más ansiosos “Las empresas estadounidenses seguirán vendiendo a Huawei”.

Tal cual como les dijimos en la ultima semana el G20 arrojo lo que esperábamos, Trump brindo varios anuncios entre ellos que se quitará a Huawei de la “lista negra” que impedía a las compañías Norte Americanas puedan negociar con Huawei.

Vayamos a la noticia, donde el presidente de Estados Unidos, entre los anuncios más importantes y sorprendentemente esperanzadores con respecto a la saga de Estados Unidos y Huawei en la cumbre de hoy del G20.

Veamos algunas de los anuncios que realizo Trump: 

“Estas son las empresas estadounidenses que producen los productos. Esto es complejo … altamente científico. Somos los únicos con la tecnología. He acordado permitirles que sigan vendiendo los productos … Me gusta que nuestras compañías vendan cosas a otros … cosas muy complejas. Estas no son cosas fáciles de hacer … nuestras compañías estaban muy enojadas, pero las estamos permitiendo. Entonces, si no es un problema de seguridad nacional, les estamos permitiendo vender”.

Igualmente Trump mencionó que se realizarán un poco más adelante las deliberaciones sobre un posible acuerdo comercial con Huawei (obviamente no quiere dejar ver lo que venimos diciendo hace tiempo, que uso a Huawei como presión hacia China, y que era mentira lo de la seguridad nacional). Lo más probable es que el próximo martes. Así que hasta entonces, nada está realmente escrito en piedra.

Trump señaló que discutirá todo esto con el Departamento de Comercio “mañana o el martes”. Naturalmente, el siguiente paso sería negociar con China y muy probablemente directamente con el presidente Xi Jinping.

De hecho, una reunión entre los dos líderes ya tuvo lugar durante la cumbre, pero no produjo ningún acuerdo oficial. La palabra “oficial” podría ser crucialmente importante aquí, ya que Trump no evitó referirse a la prohibición de ZTE en EE. UU. De hace un tiempo y la forma en que se resolvió:

“Con ZTE fue un trato personal. El presidente Xi me llamó y me pidió un favor personal, que considero muy importante. El suyo es el líder de un país importante … Y hay 85,000 empleados que estaban fuera del negocio. Y accedió a pagar US $ 1,2 mil millones en multas y otras cosas, incluidos cambios en la administración”.

Lo que hasta el momento esta igual es que Estados Unidos no impondrá nuevos aranceles a las importaciones de China en este momento. Siendo esto un aspecto crucial para la relación entre ambos países; algo que muchas empresas le han reclamado en estas ultimas semanas al Departamento comercial de Estados Unidos (Apple, Microsof, Sony, Nintendo, por mencionar algunas de ellas).

La conclusión de esto, es que no hay dudas de la “extorsión” que se quiso llevar adelante hacia un país, estemos o no de acuerdo con sus políticas; y que todo paso por la economía y los acuerdos personales tal cual el propio Trump menciona con el tema ZTE. Es lamentable ver como un Presidente puede tener la posibilidad de utilizar herramientas tan extremas para presionar a cualquier país. Y la parte buena de esto es que las empresas han tomado nota y están pensando en un plan “B” para todos sus productos; ya que esta vez fue Huawei; el próximo fabricante puede ser Samsung, Sony, etc. 

Por supuesto estaremos atentos e informando sobre cualquier novedad que tenga lugar el lunes o martes, cuando sea oficial la quita de Huawei en la lista de bloqueos.