Dominar un idioma extranjero constituye una ventaja poderosa tanto en la vida laboral como personal de una persona. Sin embargo, la fluidez no siempre va acompañada de una buena pronunciación. Un equipo de especialistas de Babbel elaboró una selección de cuatro herramientas que demuestran que la tecnología puede ser una aliada útil para mejorar la pronunciación en inglés (Fuente Babbel latam).

La fluidez al hablar un idioma no siempre va acompañada de una buena pronunciación. Es por eso que un equipo de lingüistas de la aplicación de aprendizaje de idiomas Babbel elaboraron cuatro sugerencias para utilizar la Tecnología con el fin de mejorarla.

En el mercado laboral en Argentina el inglés se ha convertido en la herramienta más solicitada, ya que cada vez más en las empresas nacionales e internacionales se trabaja en equipo con personas de otros países, siendo el inglés el idioma más utilizado para los negocios. “A la hora de buscar trabajo o relacionarse con otros colegas, la pronunciación es clave ya que está directamente conectada a la percepción del profesionalismo y expertise – aunque no coincida con la realidad”, comentó Vitor Shereiber, políglota y lingüista de la aplicación de idiomas Babbel, en Berlín, Alemania. Y agregó: “Idealmente, la pronunciación correcta debe ser trabajada al mismo tiempo que se aprende – y no después”.

Según la BBC británica, la alemana Audi, la francesa Renault y la surcoreana Samsung son algunas de las compañías que están adoptando el inglés como idioma oficial, independiente del país donde están presentes. Sobre las startups y empresas de servicios online, el escenario es parecido. En Berlín, capital de la potencia europea, la aplicación de idiomas Babbel, Soundcloud, Spotify y muchas otras tienen la lengua inglesa como la oficial.

“En la edad adulta es casi imposible aprender una nueva lengua sin acento. Entonces, el mejor camino para ablandarlo es oír y hablar en el idioma lo máximo posible”, dice Vitor Shereiber.

A continuación, se detallan cuatro recursos tecnológicos que ayudan a mejorar la pronunciación en este idioma:

Podcasts

Oír es el primer mandamiento para una buena pronunciación. Si el acento deseado es el británico, el periódico The Guardian tiene opciones excelentes de podcasts, como el Chips with everything, sobre tecnología, y el The Guardian UK: Culture Podcast, sobre cultura británica. En general, tienen entre 25 y 40 minutos de duración.

Tandem

Tandem es una práctica muy popular en Europa y E.E.U.U, donde la circulación de personas de diferentes lenguas es elevada. La actividad consiste en encuentros regulares normalmente entre dos personas que están aprendiendo la lengua materna la una de la otra. Ejemplo de tandem: un alemán que está aprendiendo inglés y un británico que está aprendiendo alemán. La aplicación Tandem, permite esa práctica online con personas de todo el mundo.

Aplicaciones de idiomas con reconocimiento de voz

Aprender con una app que cuenta con reconocimiento de voz es una buena opción porque el estudiante tiene la oportunidad de entrenar la pronunciación mientras aprende algo nuevo. La aplicación de idiomas Babbel, por ejemplo, presenta ese recurso, además de audio y ejercicios de escritura y memoria.

Método Tomatis

El otorrinolaringólogo francés Alfred Tomatis descubrió que cada idioma tiene su propia frecuencia. Como en un episodio de la serie Black Mirror, escuelas de idiomas, como la Sound Sense, en París, empezaron a usar ese método para ayudar a reprogramar el cerebro de los estudiantes para frecuencias de inglés, utilizando un dispositivo llamado oído electrónico. Similar a un aparato auditivo, se trata de un conjunto de audífonos que transmiten sonidos – pequeñas vibraciones que pasan a través del cráneo por el oído interno.

Anuncios