Lingokids, plataforma digital de aprendizaje de inglés para niños de 2 a 8 años, ha realizado una investigación en la que han participado una selección de niños menores de 5 años, para entender sus preferencias entre herramientas digitales y métodos tradicionales en la enseñanza de este idioma. La principal conclusión muestra que la motivación a la hora de aprender es un 71% mayor cuando se utilizan aplicaciones, siendo más eficaces los resultados del aprendizaje, ya que inciden directamente en el rendimiento y ayudan a que los conocimientos se adquieran de manera más rápida y fácil (Fuente Lingokids).

  • Esta conclusión se deriva de una investigación realizada por Lingokids para analizar la eficacia de las herramientas digitales respecto a los métodos tradicionales en el aprendizaje de inglés.
  • Repetición, motivación y autonomía son algunos de los principales impulsores del aprendizaje en edades tempranas.

Asimismo, el análisis realizado pone de manifiesto que los factores que promueven el éxito en el aprendizaje de este idioma son la repetición, que haya una variedad de contextos, la motivación y la sensación de autonomía.

“La importancia de la motivación en la adquisición y el aprendizaje de una lengua extranjera es indiscutible, tal y como demuestran diferentes estudios, como el realizado por Kolb and Kolb en 2010, donde se muestra una clara correlación entre motivación y éxito. La motivación afecta directamente al rendimiento y ayuda a que los conocimientos se adquieran de manera más rápida y fácil. Hemos demostrado que los niños que aprenden con el uso de aplicaciones como la de Lingokids están más motivados que los que solo utilizan métodos tradicionales”, asegura Cristóbal Viedma, CEO y cofundador de Lingokids.

Por otro lado, la sensación de autonomía, la adaptación a los distintos ritmos de aprendizaje y la libertad de horarios, son otros motivadores importantes a la hora de adquirir un nuevo idioma. Según esta investigación, los niños que utilizaron herramientas digitales durante el aprendizaje mostraron un comportamiento mucho más autónomo que los que lo hicieron con métodos tradicionales. “Los  niños que practican inglés a través de aplicaciones en dispositivos móviles necesitan menos supervisión por parte de sus tutores. Son más autónomos, y la autonomía siempre ha estado asociada a un aprendizaje exitoso”, afirma Viedma.

Interactividad y repetición

Por último, la repetición de los conceptos y poder aplicarlos en contextos distintos parece ser otra de las claves cuando hablamos de un segundo idioma. La metodología interactiva de Lingokids, que incluye juegos, canciones, cuentos, vídeos, etc., anima a la repetición en distintos contextos y, por tanto, al aprendizaje.

Como resumen, las conclusiones de la investigación apuntan a que:

  • Una variedad de contextos incrementa la motivación.
  • La motivación anima a los niños a repetir y, por tanto, a retener conceptos.
  • La sensación de autonomía es un factor clave para el éxito cuando hablamos un idioma no nativo.
  • El uso de aplicaciones como Lingokids para el aprendizaje de inglés son más eficientes como método de aprendizaje porque aportan variedad de contextos, repetición, autonomía y motivación.

“Aunque padres y profesores pueden dudar de la eficacia de algunos métodos digitales, es necesario empezar a considerar sus beneficios sobre los tradicionales, especialmente en áreas como ésta del aprendizaje de inglés en niños pequeños, donde la tecnología está demostrando su eficacia gracias al alto grado de personalización y a su interactividad”, concluye Viedma.