Según filtraciones, Samsung estaría por cerrar a fin de octubre, la última planta de fabricación de teléfonos inteligentes en China. El informe fue publicado recientemente por el Blogofmobile; quienes a su vez citan al medio de noticias coreano Chosun.

La planta Huizhou de Samsung se encuentra en la provincia china de Guangdong, la cual tuvo un inicio de actividades allá por diciembre de 1992. A principios de este verano, Samsung decidió cortar la producción y los empleos en la planta Huizhou, señalando lo que sucederá si la influencia de la compañía en China mantendrá su trayectoria decreciente.

Aunque esto no significa que debería ser el final de los teléfonos Galaxy fabricados en China. Ya que según Samsung continuará fabricando teléfonos inteligentes en sus fábricas ubicadas en otros países, incluidos Vietnam e India.

Una de las razones más obvias detrás de la decisión de Samsung de cerrar su última planta de fabricación de teléfonos inteligentes en China podría atribuirse a que la compañía no está logrando mucha penetración en el mercado local de teléfonos inteligentes.

Estaremos atentos a más información al respecto…