El objetivo de ocupar un lugar central entre los dispositivos del hogar inteligente está movilizando a las empresas de tecnología a desarrollar SmatTVs más sofisticadas. Por la ubicación estratégica y el gran espacio que aún mantienen los televisores en los hogares, en un futuro próximo, las SmartTV tienen una enorme posibilidad de convertirse en la interfaz universal (UI) favorita de la familia en los hogares conectados.

En Taiwan, empresas como Mediatek, una de las tecnológicas líderes en diseño de procesadores y semiconductores ya comenzó a desarrollar plataformas que integren distintos dispositivos del hogar. Es que el SmartTV, el Alexa o Google Home son algunos de los dispositivos que mejor se perfilan a coordinar el funcionamiento del resto de los dispositivos IOT del hogar.

“Hace aproximadamente 92 años se dieron las primeras emisiones públicas de televisión y desde entonces ocupa un lugar de privilegio y un rol central en muchos hogares. Es por eso que imaginamos la SmartTV no solo liderando el entretenimiento sino también como el dispositivo más apto para comandar y ejecutar acciones de otros dispositivos IoT. Un SmartTV capaz de interpretar comandos vía voz o gestos es más completa que otros dispositivos que solamente operan con audio”, comenta Hernán Descalzi, gerente de Cono Sur de Mediatek.

¿Cuáles son los próximos progresos que traerán los SmartTVs a los hogares inteligentes?

La inteligencia artificial (IA) Entre otras capacidades, facilitará la interacción directa con los usuarios sin necesidad de un control o teclado.Personas con discapacidades o de tercera edad encontrarán menos barreras para relacionarse con las nuevas SmartTVs. Funciones muy sencillas que se realizan con el control remoto, cómo ajustar el volumen y cambiar los canales como también las más complejas, serán reemplazadas por órdenes dictadas por la voz del usuario. Así el comando por voz reemplazará la complejidad que implica manejar más de 30 botones distintos. La SmartTV con ayuda de la IA podrá reconocer el tono y velocidad de lenguaje e incluso interpretar semánticamente una conversación y solo ejecutar una acción cuando interprete que recibe órdenes del usuario. De esta manera se evitará que cualquier conversación hogareña que se da en contexto de la pantalla la confunda y se active el dispositivo accidentalmente.

Otras capacidades que ya se encuentran activas hace unos años en los smartphones con IA pero que aún no son un estándar en el segmento de las SmartTVs son el desbloqueo con reconocimiento facial.

Otro avance que introdujo recientemente  Mediatek en la industria de SmartTV es la tecnología propia llamada AI PQ (Artificial Intelligence Picture Quality) es la mejora de todas las partes que componen la imagen para un mejor reconocimiento y definición de los objetos. “Un hombre en el desierto, montado sobre un camello y vestido del mismo color de la arena se podrán distinguir perfectamente uno de otro en las nuevas SmartTV. Por más que todos los colores en una escena se asemejen, el sistema trabajará sobre cada uno de las partes de la imagen por separado para que el espectador no se las confunda”, comenta Descalzi.

Los saltos de luz, color y volumen que se generan al cambiar de un canal de deportes en vivo a un programa de dibujos animados y observar por unos segundos una película o una serie, dejarán de ser un problema. La diversidad de condiciones distintas que presentan estos escenarios serán armonizados en el momento, en el mismo instante en que se cambien los canales sin afectar la excelente experiencia de consumo del usuario.

Los efectos no deseados por la compresión de los distintos formatos de películas (ajustes de saturación de color, brillo y resolución que también se ven afectadas) es otro punto sobre el que las SmartTVs van a mostrar un progreso. No importa la fuente, video casero, de una cámara o el servicio de streaming, toda imagen tendrá el tratamiento adecuado para proveer al usuario la mejor condición de display en el hogar.

Más allá de todas estas nuevas ventajas que se convertirán en un estándar para la industria, la pregunta persiste: ¿podrá la smartTV con estas nuevas capacidades seducir y continuar el legado y el rol central que jugaron los televisores tradicionales?