El servicio de correo electrónico va permitir adjuntar correos electrónicos a otros correos electrónicos, sin necesidad de descargarlos primero.

La forma es muy simple, donde se arrastra y suelta uno o más correos electrónicos en la ventana Componer y ya está todo listo. Alternativamente, se puede seleccionar uno o más correos electrónicos desde la vista de conversación, y usando el botón de menú de desbordamiento (tres puntos) seleccionar “Reenviar como archivo adjunto”.

Si bien suena un poco extraño, lo cierto es que hay situaciones en las que adjuntar correos electrónicos tiene más sentido que reenviar correos electrónicos separados. Por ejemplo, si deseamos reenviar varios mensajes relacionados con un solo tema. Si adjuntamos un correo electrónico, se conservará la totalidad de su vista de conversación, lo que hará que sea mucho más fácil seguir por un tercero que si simplemente reenviara cada una de sus partes, una por una.

Enviar correos electrónicos como archivos adjuntos también permite escribir un mensaje de resumen a sus destinatarios, preparándolos para lo que están a punto de leer. Los archivos adjuntos se pueden abrir directamente en el cliente de correo de su elección, ya que cada correo electrónico adjunto se convierte en un archivo con la extensión “.eml”.

La función se lanzará a partir de hoy y hasta el 21 de enero, momento en el que todos deberían tenerla.