Según informa Reuters,Turquía se queda sin los servicios de Google en los nuevos móviles Android. Lo primero que se nos vino a la cabeza fue Estados Unidos y un bloqueo; aunque en este caso no tiene nada que ver con un bloqueo. Esta vez es una decisión que tomo Google por problemas con la Autoridad Turca de Competencia (TCA).

La decisión fue tomada luego de no aceptar los contratos y las decisiones de la Autoridad Turca de Competencia. Todo comenzó en septiembre de 2018, donde el gobierno Turco multaba a Google con 93 millones de liras, por violar las leyes de competencia en las ventas de software móvil.

Google por su parte expresa que  “Los fabricantes no están obligados a incluir ninguno de nuestros servicios en sus dispositivos; y también son libres de instalar aplicaciones de la competencia junto a las nuestras. Esto significa que obtenemos ingresos sólo si nuestras aplicaciones están instaladas y si los usuarios eligen usarlas en lugar de otras alternativas”.

Ademas… “Hemos informado a nuestros socios comerciales que no podremos trabajar con ellos en los nuevos teléfonos Android que se lanzarán para el mercado turco”, explica en el  comunicado. “Los consumidores podrán comprar modelos de dispositivos existentes y podrán usar sus dispositivos y aplicaciones normalmente. Los demás servicios de Google no se verán afectados”.

La decisión de Google significa que “los nuevos dispositivos con servicios de Google no se pueden lanzar en Turquía”, esto sin lugar a dudas va presentar problemas en los consumidores, fabricantes y desarrolladores de apps en Turquía.

Resumiendo – De esta manera cumple con la legislación Turca y no modifica su funcionamiento, dejando sin aprobación el lanzamiento de nuevos dispositivos móviles. Pero a su vez informa que seguirá trabajando con las autoridades Turcas para encontrar una posible salida al conflicto.