TCL acaba de exhibir dos nuevos teléfonos inteligentes conceptuales que utilizan las pantallas móviles flexibles cada vez más populares: uno se pliega en tres y el otro rueda debajo del cuerpo.

Los paneles son desarrollados por TCL-CSOT, la división de pantallas interna de la compañía. La tecnología AMOLED flexible ahora permite que una tableta de 10 “se pliegue en un dispositivo de 6.65” con una relación de aspecto de 20.8: 9 y una resolución de 3K.

TCL ha desarrollado dos bisagras diferentes: DragonHinge y ButterflyHinge, que se pliegan respectivamente en el interior como el Galaxy Fold y en el exterior como el Mate X. Utilizadas juntas permiten el factor de forma de triple curva donde uno de los lados está escondido.
Concepto plegable TCL

El otro diseño flexible es aún más audaz: el teléfono se expande hacia los lados y la pantalla sale por debajo del cuerpo del dispositivo. De esa manera, el AMOLED enrollable crece de una pantalla de 6.75 “a una pantalla de 7.8”, pero con solo presionar un botón, está motorizado y, por ahora, el concepto no permite el movimiento manual de empujar y empujar.


Concepto enrollable TCL

Cuando el factor de forma cambia, la interfaz de usuario también se adapta a la pantalla más grande, proporcionando características adicionales como mejoras de multitarea y pantalla dividida. Gracias a la diferente tecnología de visualización, no hay arrugas ni arrugas en el OLED como en los teléfonos plegables actuales.

Como es de esperar no hay valores y tampoco fecha de disponibilidad para ambos equipos.