Compañías de distintas industrias están evaluando instalar esta tecnología para el control de ingreso de personal, clientes y proveedores como medida precautoria permanente. Con mayor urgencia, las requieren las empresas que están exceptuadas de la cuarentena por su actividad, pero también son buscadas para como método de control cuando se vuelva al trabajo diario presencial (Fuente Dahua). 

La tecnología para el control de ingresos y egresos lleva varios años en el mercado, pero hoy tiene una relevancia particular. Sumado a las tarjetas inteligentes, la automatización y los datos biométricos, actualmente se suman las soluciones térmicas que permiten medir la temperatura de las personas con un margen de error de apenas 0,3 grados.

“Este contexto nos permitió ver con gran claridad cómo la tecnología, trabajando en sinergia con las personas, permite maximizar los resultados. Ambos son piezas fundamentales para lograr el objetivo. En tiempos como los actuales, de la precisión y el control remoto de este tipo de soluciones ayuda a preservar la salud de quienes se ocupan de los controles” comenta Maria Florencia Comeron, Marketing Manager de Dahua Technology, proveedor mundial de soluciones y servicios IoT inteligentes centrados en video.

La aparición del coronavirus permitió poner en valor este tipo de soluciones que primero fueron adoptadas por organismos públicos y ahora están siendo requeridas por los privados.

Por permitir una reanudación del trabajo seguro, varias corporaciones importantes de distintos sectores han estado en contacto con Dahua Technology para implementar su Thermal Solution en sus oficinas centrales y subsidiarias con el fin de mejorar la seguridad de su lugar de trabajo.

El uso de esta tecnología ha crecido de forma exponencial a nivel mundial, tanto en el ámbito público como en aquellos espacios donde se concentran grandes masas de público como las estaciones de subte y tren, y en aquellas instituciones con gran afluencia de gente como colegios y hospitales.