Huawei, empresa líder en telecomunicaciones, se opone categóricamente a las medidas tomadas por el Departamento de Comercio de Estados Unidos, la cual exige a partir de ahora licencias para la venta de semiconductores fabricados en el extranjero con tecnología estadounidense . Esta medida, sin lugar a duda discriminatoria, afecta directamente a los intereses de Huawei (Fuente Huawei Latam).

Es importante mencionar que, esta resolución tomada por el Departamento de Comercio de los Estados Unidos, se suma a otra ya tomada por el gobierno norteamericano meses atrás contra nuestra compañía. El 16 de mayo de 2019 sin justificación alguna, el gobierno de los Estados Unidos nos ha incluido en la “lista de entidades”, las cual nos marcaba como una empresa que pone en riesgo su Seguridad Nacional.  Sin embargo, a pesar del hecho de que una serie de elementos industriales y tecnológicos clave no estaban ya disponibles para nosotros, no nos ha impedido continuar comprometidos a cumplir con todas las normas y regulaciones estipuladas por el gobierno de ese país. Contra viento y marea hemos seguido adelante cumpliendo nuestras obligaciones contractuales con los clientes y proveedores que continúan confiando en nuestra compañia.

En su incesante búsqueda para reforzar su dominio sobre nuestra compañía, el gobierno de los Estados Unidos ha decidido proceder e ignorar por completo las preocupaciones de muchas compañías e industrias asociadas que se verán afectadas por esta decisión del Departamento de Comercio. Esta decisión arbitraria y perniciosa, amenaza con socavar a esta industria en todo el mundo.

Sin lugar a dudas, esta decisión afectará la expansión, el mantenimiento y las operaciones continuas de redes por un valor de cientos de miles de millones de dólares que hemos implementado en más de 170 países. Por otro lado también se verán afectados, los servicios de comunicación para las más de 3 mil millones de personas que usan productos y servicios de Huawei en todo el mundo.

Para atacar a una empresa líder de otro país, el gobierno de Estados Unidos ha dado la espalda intencionalmente a los intereses de los clientes y consumidores de Huawei.  Esto deja en evidencia,  que  la afirmación del gobierno de Estados Unidos de que está motivado por la seguridad de la red es equivocada.

Esta decisión del gobierno de los Estados Unidos no solo afecta a Huawei, sino que  tendrá un grave impacto en una gran cantidad de industrias a nivel mundial. En el largo plazo, esto dañará la confianza y la colaboración dentro de la industria global de semiconductores de la que dependen muchas industrias, aumentando el conflicto y las pérdidas dentro de estas industrias.

Estados Unidos está aprovechando sus propias fortalezas tecnológicas para aplastar a las compañías fuera de sus fronteras. Esto solo servirá, para socavar la confianza que las compañías internacionales depositan en la tecnología y las cadenas de suministro de los Estados Unidos. Finalmente, sin duda esto terminará dañando sus propios  intereses.

Huawei está llevando a cabo un análisis exhaustivo de esta nueva regla. Prevemos, que esta decisión afectará directamente a nuestro negocio, sin embargo haremos como lo venimos haciendo todo lo posible para buscar una solución a estos inconvenientes. Esperamos que nuestros clientes y proveedores continúen apoyándonos y minimicen el impacto de esta medida discriminatoria contra Huawei.