La cuarentena mundial ha confirmado la necesidad de fortalecer el grupo de trabajo internacional sobre la violencia doméstica y el stalkerware. El confinamiento provocado por la pandemia del COVID19 ha propiciado que se haya registrado un aumento en el número de casos de violencia doméstica (Fuente Kaspersky Latam). 

La batalla para protegerse contra el stalkerware continúa con la incorporación de once nuevas organizaciones a la Coalición contra el Stalkerware. Se trata de AEquitas, a través de su Centro de Prevención, Concienciación y Recursos contra el Acoso (SPARC), Anonyome Labs, AppEsteem Corporation, bff Bundesverband Frauenberatungsstellen und Frauennotrufe, Centre Hubertine Auclert, Copperhead, Corrata, Commonwealth Peoples’ Association of Uganda, Cyber Peace Foundation, F-Secure, e Illinois Stalking Advocacy Center.

Creada en noviembre de 2019, la Coalición contra el Stalkerware cuenta actualmente con 21 socios, entre los que se encuentran los miembros fundadores: Avira, Electronic Frontier Foundation, European Network for the Work with Perpetrators of Domestic Violence, G DATA Cyber Defense, Kaspersky, Malwarebytes, The National Network to End Domestic Violence, NortonLifeLock, Operation Safe Escape y WEISSER RING. La Coalición trata de combinar la experiencia de sus socios en el apoyo a las víctimas de la violencia doméstica, la defensa de los derechos digitales y la ciberseguridad para hacer frente al comportamiento delictivo cometido por los acosadores, así como aumentar la concienciación sobre esta importante cuestión.

La violencia doméstica aumenta debido al confinamiento

Incrementar el número de organizaciones para luchar unidas contra el stalkerware nunca ha sido tan importante como en estos tiempos excepcionalmente difíciles. Con el confinamiento, debido a la pandemia COVID-19, los episodios de violencia doméstica están aumentando, según la National Network to End Domestic Violence. de Estados Unidos[1]; y otros miembros de la Coalición de diferentes territorios informan de incrementos similares, y la ONU así lo confirma.

A principios de abril, la vicesecretaria general de la ONU, Amina Mohammed, explicaba que, en el ámbito global, las repercusiones negativas causadas por el confinamiento son más frecuentes entre las mujeres, ya que es mayor el riesgo de que sufran violencia doméstica. Además del maltrato físico, muchas de estas mujeres deben afrontar el hecho de tener instalados programas de stalkerware en sus teléfonos. Se trata de uno de los problemas más alarmantes derivados de la violencia doméstica, y no solo durante la actual pandemia, según una encuesta de la Oficina de Asuntos de la Mujer realizada en los centros de orientación de la mujer y de atención a las víctimas de violaciones en Alemania.

Esfuerzos conjuntos

Con el objetivo de ayudar a las víctimas y sensibilizar al público sobre los peligros del stalkerware, los miembros fundadores de la Coalición crearon una definición y unos criterios de detección estándar para el stalkerware. Durante los primeros meses, los socios de la Coalición se han centrado en incrementar el conocimiento acerca de este problema entre las organizaciones de defensa, la prensa y los reguladores mediante presentaciones públicas, eventos, publicaciones, investigaciones y recopilación de datos sobre el stalkerware entre los proveedores de ciberseguridad.

“La amenaza del stalkerware está constantemente en nuestro radar. Solamente en abril de 2020, detectamos que 8.201 usuarios de todo el mundo tenían instalado un programa de acoso en sus dispositivos móviles, mientras que en abril de 2019 esta cifra era de 7.736. Observamos cómo las estadísticas crecen mes a mes y año a año. Nos complace ver que, para mejorar aún más la detección de este tipo de software en la industria de la ciberseguridad, más organizaciones se han unido a la Coalición contra el Stalkerware y, por tanto, comparten nuestros conocimientos dentro de este grupo dedicado a proteger a los usuarios contra el stalkerware. Además de la detección, es fundamental seguir investigando el vínculo entre la ciberviolencia, la violencia física y el componente de género en el uso de programas de stalkerware para así poder tener una visión más clara y una mejor comprensión de este tema. Por ello, estamos orgullosos de seguir trabajando junto a nuestros compañeros de la Coalición”, señaló Tatyana Shishkova, analista senior de Malware de Kaspersky.

“Creemos que cualquier software que rastree la actividad de las personas sin su conocimiento o consentimiento es pernicioso. Sin embargo, como las personas que compran el software lo realizan de manera consciente, sabemos que la única manera de acabar con el stalkerware es a partir de un esfuerzo coordinado y completo que no ataque únicamente a los vendedores de stalkerware, sino que también sancione a aquellos que permiten su distribución. Estamos orgullosos de contribuir y trabajar con la Coalición contra el Stalkerware”, añade Dennis Batchelder, presidente de AppEsteem, compañía que acaba de unirse a la Coalición.

Para seguir concienciando sobre la problemática del stalkerware, la Coalición ha elaborado también un vídeo explicativo disponible en seis idiomas (alemán, español, francés, inglés, italiano y portugués). El objetivo es proporcionar información útil para que las víctimas comprendan y detecten las señales de advertencia del stalkerware. En el vídeo se enumeran los indicadores a comprobar si un usuario cree que puede haberse convertido en víctima de un programa de stalkerware, así como las medidas que debe o no adoptar.

El centro de recursos online de la Coalición para las víctimas de stalkerware también está disponible en los seis idiomas. Los usuarios pueden encontrar información sobre qué es el stalkerware, qué puede hacer, cómo detectarlo y cómo protegerse. Para los usuarios que puedan verse afectados, los miembros de la Coalición recomiendan ponerse en contacto inmediatamente con las organizaciones locales de atención a las víctimas.

Por último, otro miembro de la Coalición, National Network to End Domestic Violence, ha lanzado una aplicación para guardar documentación y pruebas. Se trata de DocuSAFE, una aplicación gratuita disponible en inglés, que ayuda a recopilar, almacenar y compartir pruebas de abuso, como mensajes de acoso, suplantación de identidad online u otras imágenes o vídeos que documenten la violencia doméstica, la agresión sexual, el acoso y la violencia en las relaciones. WEISSER RING lanzó también una aplicación de este tipo el año pasado, llamada “NO STALK”, disponible en alemán.  Es importante señalar que estas aplicaciones no deben ser usadas en los dispositivos donde se sospecha que puede haber instalado este tipo de software de control.

Entre los objetivos futuros de los miembros de la Coalición se incluye mejorar la detección y la reducción del stalkerware, elaborar mejores prácticas para el desarrollo de un software ético y aumentar la capacidad técnica de las organizaciones de defensa de los supervivientes.

­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­Coalición contra el Stalkerware

La Coalición contra el Stalkerware es un organismo dedicado a combatir el abuso y el acoso a través de la creación y el uso del stalkerware. Actualmente está formada por agencias de servicio directo y de servicio a víctimas internacionales, así como por empresas de ciberseguridad. La Coalición busca reunir a una diversa gama de organizaciones para abordar activamente el comportamiento criminal cometido a través del stalkerware y concienciar al público sobre este tema tan importante. Debido a la gran relevancia social para los usuarios de todo el mundo, con nuevas variantes de programas de stalkerware que surgen regularmente, la Coalición contra el Stalkerware está abierta a nuevos socios y hace un llamamiento a la cooperación. Para obtener más información sobre la Coalición, visite el sitio web oficial www.stopstalkerware.org