Hoy nos encontramos con la fuerte noticia de que el gobierno del Reino Unido ha prohibido a Huawei proporcionar equipos de infraestructura 5G a operadores locales. A partir del 31 de diciembre, los operadores de telecomunicaciones británicos ya no podrán comprar o usar componentes Huawei 5G en sus redes de próxima generación.

La decisión fue aprobada por el primer ministro Boris Johnson durante una reunión con el Consejo de Seguridad Nacional (NSC) y, donde además, ordena que todos los equipos Huawei 5G actualmente desplegados sean retirados para 2027.

Desde el principio, hemos tenido la vista clara de que los vendedores de propiedad china Huawei y ZTE se consideraban de alto riesgo. El NCSC ahora ha informado a los ministros que han cambiado significativamente su evaluación de seguridad de la presencia de Huawei en la red 5G del Reino Unido.

Dada la incertidumbre que esto crea alrededor de la cadena de suministro de Huawei, el Reino Unido ya no puede confiar en que podrá garantizar la seguridad del futuro equipo Huawei 5G. La mejor manera de proteger nuestras redes es que los operadores dejen de usar los nuevos equipos Huawei afectados para construir las futuras redes 5G del Reino Unido. – Oliver Dowden

La nueva resolución se basa en el asesoramiento del Centro Nacional de Seguridad Cibernética (NCSC) en respuesta a las últimas sanciones de Estados Unidos contra Huawei y su suministro de conjuntos de chips de principios de mayo.

Huawei UK emitió la siguiente declaración con respecto a la nueva decisión:

Esta decisión decepcionante es una mala noticia para cualquier persona en el Reino Unido que tenga un teléfono móvil. Amenaza con trasladar a Gran Bretaña a la línea lenta digital, aumentar las facturas y profundizar la brecha digital. En lugar de “subir de nivel”, el gobierno está bajando de nivel y les instamos a que lo reconsideren. Confiamos en que las nuevas restricciones estadounidenses no habrían afectado la capacidad de recuperación o la seguridad de los productos que suministramos al Reino Unido.

Lamentablemente, nuestro futuro en el Reino Unido se ha politizado, se trata de la política comercial de Estados Unidos y no de la seguridad. En los últimos 20 años, Huawei se ha centrado en construir un Reino Unido mejor conectado. Como empresa responsable, continuaremos apoyando a nuestros clientes como siempre lo hemos hecho.

Realizaremos una revisión detallada de lo que significa el anuncio de hoy para nuestro negocio aquí y trabajaremos con el gobierno del Reino Unido para explicar cómo podemos continuar contribuyendo a una Gran Bretaña mejor conectada.