Tener un negocio propio hoy en día no se parece en nada a haberlo hecho veinte años atrás. Con esta guía rápida aprenderás por donde comenzar para ser tu propio jefe y tener éxito.

Si tienes algún miembro en la familia o algún conocido que decidió crear su propio negocio en los ‘90 o incluso a comienzos de los 2000 podrás darte cuenta que la forma en la que lo hizo no funcionaría hoy en día. En ese entonces los avisos se publicaban en los diarios o revistas zonales o especializadas en el tema, y se podía encontrar clientes en el barrio o a través de conocidos.

Hoy en día la competencia es cada vez más grande, pero también las posibilidades. Quienes se interesen por tus productos o servicios podrán ser personas de todo el país que nunca hemos visto. Y deberás tener una buena presencia en las redes sociales y en Internet para poder llegar a ellos. ¿Suena difícil, no? ¡Pero no lo es! Siempre y cuando sigas estos pequeños tips.

Primer paso: crearse cuentas de Facebook e Instagram

En el 2020 si no estás en las redes “no existes”, y no hay nada peor para empezar tu emprendimiento que nadie te conozca. Por eso lo mejor es “presentarse” frente al mundo. Las opciones que tienes son varias, aunque lo que no te puede faltar es Facebook e Instagram. Si usas correctamente ambas plataformas lograrás miles de seguidores y por lo tanto, más posibles interesados en lo que ofreces.

Piensa un nombre fácil, corto y que la gente recuerde con facilidad. Intenta no usar puntos, guiones ni ningún otro símbolo para que sea sencillo encontrarte en los buscadores. Asegúrate de que ambas cuentas sea “profesionales” o de “negocios”, de esa forma podrás monitorear las métricas para saber si tus publicaciones están teniendo buenos resultados. 

Segundo paso: armar una buena página web

Hace algunos años si uno deseaba tener un sitio propio sabía que debía contratar a un programador para que la creara, y posiblemente eso le costaría una gran suma de dinero. Hoy uno mismo puede armarse su propia página web sin tener que depender de terceros. ¿Cómo? Lo mejor es tener un hosting pago y un dominio propio. 

De esa manera el nombre que elijas sólo podrá ser usado por tu emprendimiento y conseguirás que tu sitio sea mucho más veloz que otros de hosting gratuitos. Una recomendación es que acudas a WNPower ya que en tan sólo 15 minutos podrás tener tu propia página de manera mucho más fácil asesorado por expertos. Recuerda que con un hosting pago además tu sitio será más seguro y si deseas vender productos, las compras serán más placenteras para los clientes.

Tercer paso: invierte y gana aún más dinero

La palabra “invertir” puede sonar peligrosa pero lo cierto es que si quieres que tu emprendimiento tenga éxito y se haga conocido a través de la Web, deberás considerar colocar algo de dinero para hacerlo crecer. Lo mejor es fijar un monto mensual o semanal para colocarlo en publicidad y pagar la Promoción de Facebook (la cual sirve para Instagram también).

Si bien existe un botón azul con la descripción “promocionar” lo que se recomienda es que mires algunos videos de Youtube o incluso hagas algún curso gratuito de Facebook Ads o Anuncios. Allí te explicarán cómo utilizar el Administrador de Anuncios en donde podrás armar campañas seleccionando género, edad e intereses determinados de las personas a quienes dirigirás tus publicidades. Si aprendes a usarlo y sigues los pasos anteriores ¡en poco tiempo comenzarán a lloverte los clientes!.