El jueves 27 de agosto, LIDE Argentina llevó a cabo de manera virtual el III Fórum Nacional de Tecnología. El evento se desarrolló bajo el tema Tecnología para el Management 5.0, profundizando en el diseño de los nuevos modelos de negocios.

Moderaron el evento Rodolfo de Felipe, Presidente de LIDE Argentina, y José Luis Roces, Presidente de LIDE Tecnología.

Antes de dar paso a la participación de los destacados speakers que nos acompañaron, Rodolfo de Felipe dio inicio al Fórum: “Lo que está pasando en la Argentina, la región y el mundo,  debido a este “apagón” de contacto físico que estamos viviendo por la pandemia, me hace acordar a un estadista y presidente brasilero, Juscelino Kubitschek de Oliveira, que dijo al comienzo de su mandato que Brasil iba a tener cincuenta años de progreso en cinco años de gobierno. Eso es lo que nos está pasando hoy, estamos en una etapa de aceleración   -inesperada- de la revolución digital que se venía produciendo hace algunos años.

En este escenario, uno de los impactos más grandes que se producen es a nivel del liderazgo, con un entorno no muy alentador para nuestro país”.

LEIGUANG CAO, PRESIDENT AT CLOUD & AI BG DE HUAWEI

¿Cuál es la filosofía de Huawei, que es lo que caracteriza a la compañía y cuál es su impronta?

Huawei es una empresa privada, fundada en 1987; hoy contamos con doscientos mil empleados en el mundo, de los cuales ochenta mil son accionistas, y ello es parte de la política de la compañía: sólo los empleados de la empresa pueden ser accionistas.

Puedo mencionar dos filosofías que marcan nuestra cultura corporativa:

La primera es que Huawei es una empresa centrada en el cliente, y gracias a su apoyo y confianza, sumado al esfuerzo de los empleados, hemos logrado un gran crecimiento en el último tiempo.

El segundo punto es que siempre nos preparamos para los peores escenarios, el fundador de la empresa cree que la historia de los seres humanos está formada, en su mayor parte, por eventos inesperados, y siempre estamos listos para enfrentarlos.

Huawei esta haciendo una apuesta fuerte en Latinoamérica y en  Argentina en particular, ¿cuáles son los factores que motivan esa decisión?

Huawei tiene oficinas en más de 170 países y Latinoamérica siempre fue un punto estratégico para la compañía. En Argentina lleva 20 años haciendo negocios y vemos al país como el eje comercial de Sudamérica. Esta decisión ha sido consistente con el potencial del mercado como con la calidad y cantidad de recursos humanos que existen en el país. Hoy contamos con tres oficinas en Argentina, que incluyen un centro de capacitación regional para Latinoamérica y un centro de contabilidad global, que cuenta con más de 100 empleados.

¿Qué hay en la agenda de la compañía en relación a los cambios tecnológicos?

Contamos con la tradición de seguir invirtiendo en tecnología e innovación; cada año el 15 por ciento de los ingresos es invertido en esa área. Los proyectos más importantes tienen que ver con el 5G, IA y la nube.

La era 5G está por venir y resolverá un tema importante de latencia. Como ejemplo, mencionemos a los autos sin chofer que contarán con miles de sensores que detectan todo en su entorno, capturan la información y la transmiten a un centro de procesamiento en la nube que determina qué orden debe darle al vehículo. Todo eso en menos de un segundo; por eso la latencia es clave.

¿Qué es lo que tiene de diferente Huawei comparada con otras empresas tecnológicas?

La estrategia de diferenciación se basa en dos puntos. El primero de ellos es la conectividad: desarrollamos la tecnología de la nube pensando en la conectividad. En América Latina contamos con nodos en diferentes países y cuando diseñamos esa tecnología lo hacemos pensando en cómo proveer ese servicio más rápido que la competencia.

Además, en Huawei tenemos el objetivo de ser la plataforma de todas las plataformas y por otro lado desarrollar chips que puedan aplicarse en tecnología con IA.

AGUSTINA FAINGUERSCH, CEO DE WOLOX

¿Que es Wolox?

Wolox es una empresa de transformación digital, ayudamos a las compañías a reinventarse en este nuevo mundo y ayudamos a pensar desde la estrategia los procesos y soluciones digitales. Trabajamos con industrias diversas, consideramos que para que la innovación se produzca realmente tiene que haber diversidad de pensamientos; para ello nucleamos industrias para transpolar soluciones de una a la otra y potenciar la innovación.

En este panorama tan amplio, ¿qué pasó en este periodo de pandemia, cambiaron algunas demandas, hubo nuevas iniciativas?

Esta pandemia fue una gran campaña de marketing y comunicación, ya que nos ayudó a comunicar la necesidad de repensar los procesos y de reinventarse de una forma distinta, no solamente digitalizar procesos que se hacen de la misma manera desde hace años sino de repensarlos por completo de una forma innovadora.

En ese sentido el desafío más grande fue comenzar a trabajar de manera remota, aunque ya lo veníamos haciendo desde antes, tanto con nuestros empleados como con nuestros clientes.

Debemos reinventar los procesos en esta coyuntura, pero repensándolos y no sólo digitalizándolos.

¿Cómo ha sido la evolución de la digitalización en las distintas industrias?

Lo que sucedió en esta pandemia es que los primeros que se dieron cuenta son aquellos que no podían seguir operando, fundamentalmente la industria de consumo masivo. Ahí está clave de la transformación digital, ya que la cadena de valor, que quizás tenía varios intermediarios, hoy se rompió en varias partes y conviene reinventarse y llegar directamente al consumidor.

Hay clientes que nos dicen que las transformaciones que estaban planeadas para 3 años, deben hacerse en 3 meses, y eso es bueno porque hay una certeza de que esto hay que hacerlo… y hacerlo rápido.

¿Qué piensan de los usuarios, los consumidores y sus cambios de comportamiento?

No hay que ir de un extremo al otro, no debemos pensar que todo va a volver a ser como lo conocimos, ni tampoco decir que cambió absolutamente todo y nada va a ser igual; creo que ambos extremos son equivocados.

Seguramente algunos comportamientos serán nuevos y se transformaran en hábitos, y otros permanecerán inalterables.

Pero algo es seguro: en parte las cosas van a cambiar y cambiaremos nuestros patrones de consumo adquiriendo hábitos debido a la cantidad de tiempo que utilizamos ese comportamiento.

No será como fue, pero tampoco completamente distinto.

Aprovechemos esta crisis como la oportunidad para reinventarnos y prepararnos para el mundo que se viene.

HERNÁN FORTE, COUNTRY CHIEF EXECUTIVE DE BUREAU VERITAS GROUP

¿Qué ha ocurrido con la evolución de la tecnología y el impacto en los diferentes mercados?

El ciclo del paso de una tecnología a la otra se acortó muchísimo.

Si nosotros tomamos los grandes mercados, vemos  que aparecen nuevos jugadores en todos ellos, todo estaba cambiando antes de la pandemia y la crisis lo aceleró todo: lo que iba a suceder en 3 ó 5 años está pasando en 3 ó 5 meses.

Incluso en sectores como la construcción y el agro, donde estaban menos digitalizados, se ve el ingreso de nuevos competidores.

En todos los sectores, además de los grandes, se ve la incorporación de nuevos jugadores.

¿Cómo abordan las empresas estos cambios? ¿Cuáles son sus patrones de comportamiento?

La primera cosa que las empresas evalúan es ver si lo que se presenta es una oportunidad o una amenaza, pero inmediatamente después se movilizan y piensan cómo utilizar esa nueva tecnología. Lo primordial al encarar los cambios es hacer más eficientes tus procesos.

El segundo punto es ver cómo relacionarme mejor con los clientes a través de las nuevas tecnologías. Y eso es muy bueno porque genera un ida y vuelta mucho más dinámico con los consumidores.

Pero lo más interesante es pensar en nuevos modelos de negocios, cómo aprovechamos o cómo nos reinventamos, con o sin pandemia.

¿Cómo aplica Bureau Veritas estas tres alternativas que mencionaste? ¿Cambió su modelo de negocio? ¿Está ingresando en nuevos campos?

A modo de resumen, en Argentina tenemos la oportunidad de utilizar un modelo de negocio en el que brindamos apoyo a las empresas que nos permiten trabajar con ellos y ayudamos en la implantación de protocolos; es una plataforma digital con certificación remota y que brinda toda la trazabilidad y un reporte, tanto para nuestros clientes, como para el consumidor final.

Otro producto con el que contamos permite una trazabilidad general en un negocio dado, las cadenas de suministros son cada vez más complejas y la idea es poder tener total trazabilidad a través de toda la cadena.

¿Cuál es la síntesis de este proceso de transformación?

Dejando de lado el aspecto sanitario, estamos viviendo un momento fantástico donde podemos alinear nuestros valores con los nuevos modelos de negocio que podemos generar. Es responsabilidad y deber de cada uno ver cómo lo hace.

Yo propongo de crear un futuro mejor, más humano y más ético en todas las industrias. Tenemos esa oportunidad.

ROBERTO DEMIDCHUK, CHIEF INFORMATION OFFICER DE TERNIUM

¿Cómo está viendo Ternium esta transformación digital?

Quisiera retomar un punto ya mencionado sobre que la transformación digital es inevitable, y cada vez es más obvio que más allá de la pandemia la tecnología avanza de manera exponencial e ineludible. Cada día contamos con herramientas que eran inimaginables hasta no hace mucho tiempo.

En esta dinámica impulsada por la capacidad de cómputo, por el almacenamiento, por la conectividad, por la baja de costos de estas tecnologías -que a su vez impactan y hacen evolucionar otras tecnologías como Big Data, Cloud, IA- cada una de ellas impactan en nuestro ámbito; pero más allá de la fuerza que cada una tiene, se trata de la convergencia de todas estas tecnologías. Podríamos decir que el 4.0 es el impacto de la convergencia de la tecnología en el ámbito de la manufactura.

Dentro de este marco, en Ternium tenemos una definición de transformación digital que dice que es el uso de la tecnología para lograr una mejora radical en la performance de la empresa, utilizándola  como un medio siempre centrado en el beneficio del negocio.

Otro punto es que la transformación digital es un proceso y como todo proceso tiene etapas, y cada etapa le resta complejidad e impulsa a la etapa siguiente.

Desde Ternium, ¿cómo están viendo el impacto de la tecnología  en el negocio?

Teniendo una visión clara de nuestro proceso de transformación digital, en términos generales simplifica, agiliza y profundiza la gestión global de la empresa y de los que trabajamos en ella.

Luego está el impacto en todos los proyectos, siendo más eficientes, competitivos, seguros y sustentables, generando fenomenales cambios en la productividad y un servicio de mayor cercanía con el cliente.

¿Qué impacto tuvo todo esto en el liderazgo, en el comportamiento de la gente y los estilos directivos?

Estos tipos de proyectos son cada vez más interdisciplinarios y colaborativos, donde el tema de la tecnología es desafiante y crítico, pero no suficiente.

Y aquí nombraría cuatro factores:

1.   La cultura. Cómo el líder puede crear un ambiente que sea el que su equipo de trabajo necesita para llevar adelante el proyecto.

2.   La capacitación es un factor muy importante, la tecnología hace que los ciclos de aprendizaje y desaprendizaje sean mucho más rápidos. Nos enfocamos en este punto a través de Ternium University.

3.   El trabajo en equipo y la colaboración.

4.   El Networking. Por más gente inteligente que tengas en tu equipo, siempre hay más gente inteligente afuera, por lo que es importante reconocer a los socios tecnológicos que puedan ayudar a llevar y utilizar tu proceso de transformación digital al máximo.

Y finalizó con una cita de Hernry Ford: “Tanto si crees poder hacerlo como si crees no poder hacerlo estás en lo cierto”, en Ternium elegimos poder hacerlo.

PREGUNTAS DE LA AUDIENCIA

Para Agustina Fainguersch. ¿Cómo evalúa el liderazgo femenino y la participación de la mujer en el mundo de la tecnología?

Naturalmente hay menos mujeres que han estudiado tecnología en los últimos 10 años, pero sí se esta haciendo un esfuerzo muy grande por diversificar dentro de las empresas, aunque es un proceso difícil y aún muy lento que debemos llevar adelante entre hombres y mujeres.

Para Leiguang Cao¿Hay participación del Estado chino en el directorio de la empresa?

El Gobierno chino tiene un rol muy claro: el de facilitar las cosas para que las empresas hagan sus negocios libremente. Creo que es algo muy correcto que el Gobierno viene haciendo desde hace 40 años.

Para Roberto Demidchuk. ¿Cómo podemos capacitarnos de la mejor manera si el ritmo de avance de la tecnología es tan rápido?

Eso es un gran desafío, hoy hay que aprovechar las plataformas virtuales de educación que hace poco tiempo no teníamos y debemos focalizarnos en lo que nos interesa.

Para Hernán Forte. ¿Que tecnología utilizan en el sistema de trazabilidad?

Usamos un sistema basado en el Blockchain, teniendo acceso a varios puntos donde todos los participantes de la cadena pueden agregar  información de manera segura e inviolable.

CONCLUSIÓN FINAL

La conclusión final estuvo a cargo de José Luis Roces: “La Argentina es un país con un perfil muy social que no mira claramente la tecnología, por lo cual tenemos un largo camino que recorrer en ese sentido”.

“La tecnología es lo físico, lo artificial, pero también es lo mental, y muchas de las críticas que se hace a la tecnología se deben a sus aplicaciones parciales, ya que cuando falta la integralidad no comprendemos el alcance y el impacto que puede tener”.

“En el management 5.0 que se está creando, la tecnología tiene que ponerse al servicio de resolver los problemas de la complejidad social. El mundo hoy necesita resolver problemas que están en su complejidad, todo necesita tener un sentido social, y ese sentido social debe incluir un nuevo sentido ético”.