Los ingenieros de Standford y Samsung han estado trabajando en un proyecto muy interesante desde hace algún tiempo y dicen que están listos para mostrárselo al mundo. Siendo esta la pantalla de densidad de píxeles más alta del mundo con 10000 PPI (Fuente Stanford).

La tecnología se basa en paneles solares ultradelgados que crean efectivamente una nueva arquitectura para pantallas OLED. En teoría, podría usarse para televisores, pantallas de teléfonos inteligentes y auriculares VR, pero será particularmente útil para estos últimos, ya que eliminará el llamado efecto de puerta de pantalla.

De todos modos, la nueva arquitectura OLED se basa en películas para emitir luz blanca. Hay una capa plateada junto con una que está hecha de metal reflectante que cambia las propiedades reflectantes y permite que resuenen colores específicos. Como resultado, obtiene una pantalla de alta densidad sin sacrificar el brillo.

Sin embargo, incluso si Samsung puede ofrecer dicha pantalla a los consumidores, podríamos enfrentar problemas con la potencia informática. Son muchos píxeles para manejar y aún tenemos que ver si el hardware actual estará a la altura.

Un gran avance en la tecnología, que impone muchas metas a cumplir…