Huawei es sin duda una de las empresas mas luchadoras del mercado tecnológico; y a la vista esta que pese a todas las trabas que Estados Unidos le impuso no baja los brazos y saca soluciones propias para todos los problemas que le van sucediendo.

Y hoy según el Financial Times, nos enteramos que esta trabajando en poner su propia fabrica de micro procesadores. Según el medio la empresa estaría desarrollando su propia fábrica de procesadores. En un principio sería sólo apta para SoCs de escasas prestaciones y con procesos de fabricación de 28 nm; para ir miniaturizando dichos procesos de cara a dar soporte a sus dispositivos electrónicos y de redes.

Todo ello es gracias a la traba que le impusiera el gobierno de USA para trabajar con TSMC, la empresa que hasta el 15 de septiembre fabricaba sus chips, ha hecho especial mella en la viabilidad de la empresa. Así que toca lanzarse a la fabricación, es lo que se encontraría planeando Huawei.

Por desgracia, el veto norteamericano dio un duro golpe con el acuerdo entre ambas empresas, por lo que TSMC tuvo que detener la fabricación de procesadores para Huawei. Sin perspectivas de usar sus SoCs, y sin poder adquirir los productos de Qualcomm o MediaTek, el futuro de Huawei pasa por la fabricación.

Como se imaginaran crear una linea de micros no es tarea sencilla, y mucho mas llegar a los estándares que estaban manejándose con TSCMC.

En un principio la fabricación comenzaría a finales de 2021 con un proceso de fabricación en 28 nm, un tamaño de transistor alejado de los requerimientos actuales en un smartphone que, sin embargo, sería viable para equipos de redes, mucho menos necesitados de eficiencia.

El plan de Huawei, sería ir mejorando progresivamente la fabricación al tiempo que se reduce el tamaño de los transistores; pasando a 20 nm en 2022, al menos en previsión.

No hay dudas que a Huawei le costara años desarrollar un proceso de fabricación que le permitiese mantener competencia en procesadores para smartphones.

La estrategia de Huawei implicaría un proceso a largo plazo para hacerse 100 % independiente, igual que está ocurriendo con el software en los smartphones (HarmonyOS y HMS Core). Quizás la única luz que se ve en el camino se basa en que el Gobierno de Estados Unidos le de luz verde al pedido que Qualcomm como Mediatek le hicieron para poder entregar micros a Huawei; algo que todavía esta en espera de una respuesta.