Según informes, algunas unidades de la serie iPhone 12 están plagadas de problemas de visualización. Estos incluyen el parpadeo de la pantalla y el tinte amarillo-verde. El mismo que Apple reconoció en un documento interno obtenido por MacRummors.

La nota que supuestamente se envió a los proveedores de servicios autorizados por Apple confirma que Apple está al tanto de los problemas de visualización y está llevando a cabo su propia investigación al respecto.

Mientras tanto, Cupertino ha aconsejado a los técnicos de sus centros de servicio autorizados que no reparen los iPhones afectados por el momento y, en su lugar, sugiere a los propietarios que mantengan actualizada su versión de iOS. Apple parece estar seguro de que los problemas de visualización se pueden solucionar mediante una actualización de software y no manipulando el hardware.

Estaremos atentos al comunicado oficial de Apple.