Hoy lunes 14 de diciembre se va recordar como el día en que Google dejo de funcionar por al menos 45 minutos. Y la realidad es que todo se paro durante ese tiempo ya que los servicios de búsquedas, Youtube, Gmail, Gdrive, Meet, Maps, etc se cayeron por completo en la mañana del lunes.

El problema estaba dado por la autenticación del usuario ya que de forma icognita funcionaba servicios como Youtube y el buscador. Lo cierto es que se tardo mucho desde Google en realizar una explicación por lo cual se dio el fallo a nivel mundial.

La respuesta de Google llego y dice lo siguiente: “Hoy, a las 12:47 (CEST), Google experimentó una interrupción del sistema de autenticación durante aproximadamente 45 minutos debido a un problema de cuota de almacenamiento interno. Los servicios que requieren que los usuarios inicien sesión experimentaron altas tasas de error durante este período. El problema del sistema de autenticación se resolvió a las 13:32 CEST Todos los servicios están funcionando de nuevo. Pedimos disculpas a todos los afectados. Llevaremos a cabo un seguimiento exhaustivo para asegurarnos que este problema no se repita en el futuro”.

Es muy lógico el problema que tuvo, y mas allá de que pensemos que todos los servicios de Google funcionan por arte de magia; lo cierto es que no es así. Todo funciona con servidores y un entramado de red mas que complicado. Y el problema puntual fue el servicio de autenticación; el cual se puede representar como si en una casa se rompe la puerta de entrada; por más que todos estemos adentro para atender no podremos entrar o salir de la misma.

Un grave problema es el que vivimos hoy con la caída de Google, algo que pensamos que nunca podía haberse visto hoy se vio, y lo más importante quizás es que no fue como se pensaba en principio como un ataque cibernético a la red del gran buscador.

Por otro lado Google se comprometió en solucionar el problema de forma global y ademas brindar las herramientas necesarias para que este problema no vuelva a suceder.