ARGENTINA NOTICIAS PORTADA

Software ERP, el aliado de las PyMEs durante el 2020

De acuerdo con datos de la CEPAL, mientras que el tejido empresarial de América Latina está conformado en un 99,5% por las micro, pequeñas y medianas empresas (conocidas como MiPyMes), sólo en Argentina, éstas generan el 54% del empleo formal. De igual manera, resultó también uno de los sectores más golpeados por la crisis desatada en marzo del 2020 a raíz de la pandemia provocada por el COVID-19 (Fuente Seidor latam).


En este contexto, dichas empresas debieron comenzar a considerar más fuertemente a la tecnología como un aliado para superar las contingencias que se les presentaban. Fue así como el ERP, software que facilita el flujo de información de todas las áreas de la organización, se tornó un verdadero protagonista del año que pasó.

“Ya en términos generales implementar un sistema ERP en una PyME tiene importantes beneficios. Al suplir las restricciones que la empresa tiene, le permite responder a las exigencias del mercado sin complicaciones”, sostiene Diego Dubini, Director de Argentina y Uruguay de Seidor, multinacional tecnológica que ofrece consultoría, implementación, desarrollo y mantenimiento de aplicaciones e infraestructura y servicios de outsourcing.

Más detalladamente, los beneficios de implementar un sistema de este tipo son:

a. De gestión: la integridad y unificación de información y procesos da lugar a una mejora en la calidad de la información. Dado que conciben a todos los procesos de la empresa como parte de un mismo sistema, la información que manejan se encuentra debidamente relacionada entre sí y unificada en una base de datos. Esto proporciona coherencia, confiabilidad y eficiencia.b. Operacionales: la automatización de operaciones repetitivas aumenta la velocidad de los procesos y sustituye el trabajo manual, viéndose incrementados los niveles de productividad.c. En infraestructura de IT: gracias a la capacidad de rehusar y compartir recursos de tecnología informática.d. Estratégicos: la información constantemente disponible de la situación global de la empresa proporciona una mejora considerable del proceso de toma de decisiones, transformándose en una verdadera ventaja competitiva.e. Organizacionales: la mejora en el desarrollo de los recursos humanos da lugar a una organización con operaciones más eficientes y procesos de negocios orientados al cliente.
La incorporación de un ERP resulta una inversión significativa para cualquier compañía, no sólo en términos económicos, sino también de tiempo y recursos. Como la solución se aloja en la nube, se ahorran costos de hardware, licencias y mantenimiento, y se opera en tiempo real desde cualquier dispositivo con conexión a internet.

Por otro lado, la trazabilidad de la información y el ahorro de tiempo, impacta directamente sobre la gestión de la empresa. “Tomada la decisión de incorporar un sistema ERP a la empresa, a la hora de elegir proveedor y producto es importante pensar a largo plazo. Hay que tener en mente seleccionarlos de manera de poder incluir futuras necesidades y requisitos cambiantes del negocio, así como analizar la trayectoria y anteriores experiencias en el mercado de quien lo provea e instale”, concluye el directivo.

A %d blogueros les gusta esto: