El regulador de telecomunicaciones de Brasil, Anatel, aprobó el jueves las reglas para una subasta de espectro para redes 5G este año sin restricciones a Huawei Technologies Co como proveedor de equipos (Fuente Reuters).

El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, estuvo bajo presión de la antigua administración Trump para prohibir a Huawei en el mercado tecnológico de quinta generación del país por motivos de seguridad.

Las empresas brasileñas de telecomunicaciones insistieron en un mercado libre, quejándose de que excluir a Huawei costaría miles de millones de dólares para reemplazar los equipos de la empresa china que suministra el 50% de las redes 3G y 4G actuales.

Los representantes de la industria dijeron que Huawei, es el mayor fabricante de equipos de telecomunicaciones del mundo, no podía ser excluido del mercado 5G de Brasil porque, además del costo, haría retroceder al país de tres a cuatro años en tecnología.

“La condición autónoma requiere cambiar el núcleo de las redes actuales y nos hará retroceder años”, dijo Vivien Suruagy, directora de Feninfra, un grupo de presión que representa a 137.000 empresas que construyen y mantienen redes de telecomunicaciones.

Las reglas deben ser aprobadas por el Tribunal de Cuentas Federal de Brasil, el TCU, donde las empresas de telecomunicaciones esperan que se puedan cambiar las onerosas condiciones del gobierno, dijo Suruagy.