Durante años, Netflix ha permitido abiertamente a los usuarios compartir sus cuentas con otras personas, pero eso podría estar cambiando pronto. Como informó The Streamable por primera vez, algunas personas reciben un mensaje especial cuando intentan iniciar sesión en una cuenta de Netflix que no es la suya.

“Si no vive con el propietario de esta cuenta, necesita su propia cuenta para seguir mirando”, se lee en el mensaje. Luego, el usuario no puede acceder a Netflix hasta que verifique la cuenta con un código de correo electrónico o mensaje de texto o comience una prueba gratuita de 30 días.

Según The Streamable, este mensaje solo se muestra a una pequeña cantidad de usuarios de Netflix en dispositivos de TV. En un comunicado al medio, un portavoz de Netflix dijo que “la prueba está diseñada para ayudar a garantizar que las personas que usan cuentas de Netflix estén autorizadas para hacerlo”.

La compañía no dio más detalles sobre si planea expandir la prueba a más usuarios o lanzar esta función oficialmente. Tampoco está claro dónde, exactamente, se están realizando las pruebas.

A fines de 2019, el gigante de la transmisión confirmó que estaba buscando formas de limitar el uso compartido de contraseñas “de una manera amigable para el consumidor”, pero enfatizó que no se estaba preparando nada concreto. Sin embargo, antes de esta nueva prueba de marzo, la compañía no había hecho nada para limitar el intercambio de contraseñas, incluso en medio de la pandemia de COVID-19, ya que muchas más personas están utilizando su servicio.

Mientras tanto, alrededor del 33 por ciento de los usuarios de Netflix comparten sus contraseñas con al menos otra persona, según la firma de investigación Maguid. Por lo tanto, es fácil ver por qué Netflix podría volverse más restrictivo cuando se trata de compartir contraseñas.