Intel finalmente compartió todos los detalles de su último conjunto de CPU de escritorio, los procesadores 11th Gen Core (nombre en código Rocket Lake-S) – (Fuente Intel).

Diseñado sobre la nueva arquitectura Cypress Cove, Intel dice que la nueva línea de CPU de escritorio es excelente para juegos y más gracias a velocidades más rápidas y hasta un 19 por ciento de instrucciones mejoradas por ciclo (IPC) en comparación con la última generación. IPC es una medida de cuántas instrucciones puede completar el procesador con cada ciclo de reloj.

Intel dice que el IPC mejorado viene gracias a la nueva arquitectura Cypress Cove, que combina la arquitectura central de los barcos móviles Ice Lake de décima generación de Intel con la arquitectura gráfica Intel Xe de sus chips móviles Tiger Lake de undécima generación.

Otras mejoras que llegan con las CPU de escritorio de Intel con la línea Rocket Lake-S de 11a generación incluyen hasta un 50 por ciento más de rendimiento de gráficos integrados y gráficos Intel UHD con la arquitectura Xe. También hay compatibilidad con Deep Learning Boost y Vector Neural Network Instructions de Intel y un conjunto de herramientas de overclocking mejoradas para entusiastas a quienes les gusta ajustar su hardware para obtener el mejor rendimiento posible.

Intel destacó el Core i9-11900K, esencialmente el ‘buque insignia’ de la línea de escritorio de 11a generación. Con una velocidad de reloj de hasta 5.3GHz, ocho núcleos, 16 subprocesos y 16 MB de Intel Smart Cache, junto con soporte para DDR4-3200 RAM, el 11900K lidera el paquete de nuevas CPU.

Para el overclocking, los procesadores de escritorio de 11a generación ofrecen algunas herramientas nuevas y poderosas. Lo primero y más importante es la capacidad de ajustar la frecuencia de RAM en tiempo real directamente en Windows.

Finalmente, las nuevas CPU utilizan Thermal Velocity Boost (TVB) de Intel. La función puede aumentar automáticamente las frecuencias de reloj de un solo núcleo y de varios núcleos por encima de las frecuencias típicas de Turbo Boost en función de qué tan por debajo de la temperatura máxima está funcionando el procesador y cuánto presupuesto de potencia turbo está disponible.

En general, las nuevas CPU suenan impresionantes, aunque queda por ver cómo se acumulan en las pruebas del mundo real. Teniendo en cuenta que Intel todavía usa su proceso de 14 nm para estos chips, será interesante ver cuánto rendimiento adicional traerán los cambios de Cypress Cove a la mesa, y si será suficiente para mantener a raya los chips Ryzen 5000 de AMD.