NOTICIAS PORTADA SEGURIDAD

Cómo detectar un instalador engañoso

¿Alguna vez descargaste un programa que necesitabas y te diste cuenta de que en realidad era otra cosa? ¿Y luego tu software antivirus lo detectó? Puede ser confuso y molesto dejarse engañar por un instalador malicioso. El Laboratorio de Amenazas de Avast puede ayudarte a aprender cómo evitarlos (Fuente Avast Latam).

Los instaladores engañosos son instaladores disponibles en Internet que las personas implementan pensando que instalarán un juego u otro software deseado, pero en lugar de un programa legítimo (o, a veces, en adición al programa legítimo) obtienen un malware u otro software que no querían o esperaban.

Con frecuencia, las personas se encuentran con instaladores engañosos cuando intentan obtener juegos u otro software que desean de lugares distintos a los sitios de descarga oficiales legítimos. Desafortunadamente, muchas veces, las personas visitan estos sitios para intentar obtener estos juegos o software de forma gratuita.

Si bien Avast y otros programas de software de seguridad suelen detectar estos instaladores engañosos como potencialmente dañinos, las personas pueden confundirse porque creen que lo que intentan descargar es legítimo y no malware u otro software no deseado.

Afortunadamente, hay formas de detectar instaladores engañosos. Christopher Budd y el equipo de Threat Lab de Avast comparten algunos consejos importantes para ayudar a identificar y evitar esta amenaza:

  • Si una oferta es demasiado buena para ser verdad, como un juego o software gratis que normalmente no es gratis, sospecha.
  • Si un programa que deseamos se ofrece en un sitio web fuera de una tienda de aplicaciones oficial o del sitio web del fabricante del programa, desconfía.
  • Si empezás a instalar algo y el idioma del instalador cambia, sospecha
  • Si el instalador te ofrece varias aplicaciones que no deseabas o no esperabas, desconfía.
  • Si el instalador finaliza sin instalar realmente lo que esperabas, sospecha aún más.
  • Si sospechas de un instalador, cerralo de inmediato y no dejes que siga corriendo. Si no podés encontrar un botón de salida (a veces no tienen uno), siempre podés presionar CTRL-ALT-SUPR y abrir la lista de programas en ejecución, resaltar el instalador y hacer clic en “Finalizar tarea”, por ejemplo, en Microsoft Windows.
  • Si tu software de seguridad muestra una advertencia sobre lo que estás instalando, confía en él y deja que te proteja a ti y a tu computadora.
  • Si llegas al estadio final de instalación de un programa como este y te das cuenta de que no es lo que deseas, desinstala todo lo que se instaló y ejecuta un análisis completo de tu sistema con el software de seguridad que uses.

Si comprendes cómo funcionan estos instaladores, podés protegerte mejor de las desagradables sorpresas de software no deseado y malware. Estos consejos de Avast pueden ayudarte a asegurarte de que solo tengas las aplicaciones y los juegos que deseas y esperas en tu sistema.

A %d blogueros les gusta esto: