NOTICIAS OPINION PORTADA

#Opinion – ¿Cómo puede la tecnología mejorar la productividad de todo negocio?

Por Javier Malbec, director general para la región sur de América Latina de TOTVS

En 2021, es prácticamente esencial la tecnología. Nuestro día a día tiene la presencia constante de un teléfono celular y / o computadora conectada a internet para acceder a información en tiempo real, consultar redes sociales, estudiar, comunicarse con familiares y amigos, comprar, jugar, escuchar música y mirar películas y series, entre tantas otras actividades. Estas facilidades tecnológicas también representan importantes aliados en el trabajo. En otras palabras, ahora existe una multitud de herramientas en línea que permiten a los profesionales ganar más tiempo y productividad.

Un buen ejemplo de tecnología que afecta a la vida profesional diaria son las soluciones para la automatización del análisis de datos y tareas repetitivas. En Argentina, las empresas dedican un promedio de 312 horas al año solo a pagar impuestos, según datos del estudio “Doing Business 2020”, realizado por el Banco Mundial. Eso significa que las empresas argentinas pierden cerca de 39 días de jornada laboral para realizar las actividades burocráticas asociadas a los impuestos, pero que exigen un cuidado excesivo, en la medida en que no puede haber ningún tipo de error, con riesgo de multas y otras pérdidas para la empresa.

Pero ¿cómo puede la tecnología ayudar a las empresas argentinas a mejorar este escenario? El uso de software de gestión (o ERP) corporativa recopila e integra toda la información importante de la empresa en un solo lugar, consolidando automáticamente todos los datos relacionados con los impuestos que deben reportarse a AFIP. Todo esto ayuda a reducir el tiempo que dedican los equipos a estas tareas, además de minimizar las posibilidades de errores humanos.

Las ventajas de un sistema de gestión empresarial, además de las tareas fiscales, puede impactar directamente en el proceso productivo de las empresas de todos los sectores. Una manufactura, por ejemplo, puede identificar en su sistema de gestión un aumento inesperado de pedidos de un producto determinado y ajustar inmediatamente las necesidades de producción e inventario para satisfacer el mercado; o integrar información sobre sus máquinas y equipos para identificar mejoras en los procesos e incluso prever la necesidad de mantenimiento.

La evolución digital de una empresa desde un ERP puede reducir los costos de gestión hasta en un 40% y el tiempo dedicado a tareas burocráticas hasta en un 60%. Esto significa, en la práctica, que la empresa puede destinar más recursos a la innovación y aprovechar las horas de los profesionales para tareas más estratégicas e inteligentes para el negocio.

Una empresa más digital, automatizada y tecnológica seguramente será más productiva, competitiva y más propensa a diferenciarse en el mercado. Las herramientas están ahí, disponibles y al alcance de todos. Aprovechar esa oportunidad puede ser la competitividad eficiente en el futuro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: